Tema musical de Ojos de lobo: Déjame ser yo mismo.

martes, 23 de diciembre de 2014

Holaaaaa!! Nuevo capi mis lectores.  Les dejé una encuesta en la parte superior.
Un besazo y muchas gracias. Lou

Capítulo 45
Scarlet Craig.

(Perspectiva de Grigorii)

Scarlet… Su nombre era Scarlet. No podía tener un nombre común porque ella no era común. Scarlet… Recordé a Scarlett O´ Hara, protagonista femenina de” Lo que el viento se llevó”. ¿Sería mi Scarlet tan caprichosa e impulsiva como ese personaje? ¿Tendría ese carácter capaz de arrasar lo que se interpusiera a su paso? ¿Sería tan apasionada como para hacer perder la cabeza y cordura de un hombre?

Sonreí…

Scarlet… La forense estaba con ella. Y la trató con familiaridad. Tenía que averiguar sobre su entorno…

Scarlet existía en la vida real. Surgía en mis sueños y existía, ¡Dios! Existía…

Esa noche no pude preguntar a mi jefe sobre la joven, hubiera quedado desubicado al ser el cumpleaños y hablar sobre trabajo. Además, Anne estaba esperándome y no quería que quedara mucho tiempo sola.

Unas horas más Grigorii… Unas horas más y me metería de lleno en el ordenador e indagaría sobre Scarlet, aunque fuera por medio de la doctora Bianca McCarthy.
…………………………………………………………………………………………………………

A pesar que la oscuridad bañaba Kirkenes el reloj marcaba las diez de la mañana. Me senté frente a mi jefe y volqué mis dudas. No quería llamar la atención aunque él en poco tiempo había logrado conocerme bastante. Pero una cosa era pensar que me creía con virtudes de Médium y era obsesivo investigando, y otra muy distinta era estar detrás de una mujer averiguando sobre su vida.

-Jefe Hansen, la doctora Mc Carthy… ¿Es oriunda de aquí?

Hansen detuvo sus manos hurgando en un cajón de su escritorio y me miró.

-¿Otra vez con el tema de la forense, Grigorii?
-No… Eso ya… Quedó en la nada. La supuesta suicida fue cremada y no tengo forma de hallar las pruebas de mi sospecha.
-Mejor así. ¿Entonces?
-¿Entonces qué?
-¿Para qué quieres saber de ella?
-Es curiosidad.

Hakon entró con unos papeles.

-Buenos días Grigorii, ¿te has repuesto de la cerveza?

Sonreí.

-Sí.

Hakon entregó los papeles al jefe y aguardó al costado del escritorio sonriendo.

-¿Qué ocurre vikingo? ¿No tienes nada que hacer? -preguntó Hansen.
-Sí jefe. Sólo quería saber si… Si ya le ha dicho…

Hansen respiró profundo y rio.

-No, no le he dicho.

Miré a ambos sin entender.

Hansen alineó los papeles A4 y me los extendió. Los tomé y leí la carátula…

-¿Un contrato laboral?
-Así es. ¡Por seis meses Pretov! Estarás a prueba seis meses pero con goce de sueldo.
-¡Muchas gracias jefe! No se arrepentirá, se lo juro –exclamé emocionado.
-¡Dame un abrazo Grigorii! Sabes que me has caído bien desde un principio. ¡Bienvenido a la Fuerza!
-¡Gracias vikingo!
-¡Seis meses Grigorii!
-Sí jefe, prometo aprovecharlos y así quedarme definitivamente.
-Lo he pedido a mis superiores la semana pasada. ¿Y sabes por qué?

Negué con la cabeza.

-Primero, porque eres inteligente y astuto, aunque un poco terco. Segundo, porque después de las heladas necesitamos personal capacitado. Y tercero… Por Anne… Depende de ti, y merece vivir con las necesidades básicas cubiertas.

Bajé la vista.

-Gracias.
-Te pido por favor que no me falles. Me pones nervioso cuando comienzas a indagar de esa forma excesiva.
-Descuide, sólo que la forense me trajo curiosidad.
-¿Quién? ¿Mc Carthy? –preguntó Hakon.
-Sí. La forense que tuvo el caso de la suicida.
-Ooooh siiii, con ella sí que no te metas.
-¿Me pregunto si ustedes dos piensan trabajar hoy? –protestó mi jefe.

Me puse de pie después de garabatear mi firma al final del contrato.

-Oye Pretov, ¿firmas sin leer?

Sonreí.

Usted confía en mí, yo en usted.

Hakon y yo nos retiramos hacia el edificio donde había funcionado el Registro de Identidad de la Personas. Allí había que revisar y resguardar los datos de los habitantes de Kirkenes que hubieran quedado intactos, o al menos recuperar lo que pudiéramos. Kirkenes debía empezar desde cero después de las terribles heladas. Ni siquiera muchos de ellos recuperaron los cuerpos de las víctimas por la ola mortal de frío y el cementerio de la noche a la mañana rebosó de cadáveres.

El vikingo manejaba el patrullero a poca velocidad mientras curioseábamos las calles con gente de compras. A dos cuadras se encontraba la peatonal DrWessels y los negocios cargarían sus vidrieras de regalos. Pronto llegaría Navidad y los hogares se colmarían de festejo y risas. Trataría de darle a Anne una Navidad como era debido, por suerte cobraría mi primer sueldo para esa fecha y hasta podría comprarle un buen regalo. Un lienzo con paleta de colores para pintar sería un gran regalo…

Vikingo giró hacia la terminal de cruceros Hurtigruten, o llamado “Expreso de la costa”. El barco atracaba en más de treinta y cinco puertos y llegaba hasta la costa norte de Noruega pasando por el Círculo Polar Ártico. A medida que nos acercábamos a destino iban surgiendo las casitas de maderas de varios colores, las calles estrechas, y grupos de personas en las esquinas.

-El otoño me hace recordar a mi hermana –dijo Hakon rompiendo el silencio.

Lo miré.

-¿Le gusta el otoño?
-Le gustaba. Falleció por las heladas. Ese día…

Sacudió la cabeza tristemente.

-Ella era enfermera. La atrapó la ola de frío trabajando para el hospital.
-¿El mismo de la doctora Mc Carthy?
-Sí… Oye Grigorii, sí que te interesa esa doctora.

En realidad ella no…

Me miró unos segundos antes de fijar la vista en la ruta.

Dudé…

-Yo… En realidad me gusta una amiga de ella, no sé si es su amiga o un familiar. Vi a las dos en el Thon ayer, cuando fuimos a brindar. Ella fue al baño y yo la seguí para sonsacarle su nombre.
-Aaah, ¿no digas que tu malestar fue porque viste a esa chica hermosa de la mesa de al lado?
-¿La has visto?
-¡Quién no! Es bellísima. No sabía que la doctora se encontraba con ella. Nunca la he visto en persona. Quien hablaba de ella era mi hermana. La apreciaba.
-Entonces… ¿Es una buena persona?
-Al menos Susan eso decía. Ella y los Craig.
-¿Los Craig?
-Sí. Susan decía que la doctora  se había interesado por el menor de los Craig. Un chico ciego que sufre talasemia. El padre pagaba muy bien por el servicio de transfundirlo ya que el personal se trasladaba a la mansión.
-¿Mansión?
-Sí Grigorii, son millonarios. Finalmente Susan contaba que la doctora hablaba mucho del padre del chico. Creo que terminó viviendo en la mansión. Tú sabes… Hay mujeres que se proponen llevar una buena vida y lo consiguen.
-Vikingo…
-Sí, dime.
-Tú crees que la joven sea una Craig.
-Seguro que sí. Si es así Grigorii ve con cuidado.
-Me acabas de decir que tu hermana hablaba bien de ellos.
-Ante todo de la doctora. De los Craig poco y nada se sabe.
-Eso no quiere decir que sean delincuentes.

Hakon arqueó una ceja y sonrió.

-¿Estoy hablando con el mismo Grigorii Pretov?

Encogí los hombros como si no me importara el tema.

Sí me importaba… Quería llegar hasta ella, conocerla más. Su entorno, sus gustos, cada detalle de su vida. Scarlet… Juro que te encontraré.

(Perspectiva de Bianca)

Sebastien y yo pasamos la noche en el hotel Thon. Eso podía haberse llamado “nueva luna de miel”. Estaba tan enamorada de ese macho que cada vez que una prenda caía al piso al desnudarse para mí, el cuerpo me temblaba de ansiedad. ¿Siempre sería así? ¿Y si fuera vampiresa? ¿Viviríamos haciendo el amor?

Sonreí.

Mi marido me alcanzó hasta el hospital y cuando terminé la jornada el chofer fue por mí. Durante el viaje no dejé de pensar en mi Dios de Kirkenes y lo afortunada que era. Pensar que hacía un año yo me encontraba trabajando en el Hospital de Oslo sin imaginarme que encontraría el amor en un vampiro.

De pronto una imagen cruzó mi mente… Scarlet.

Bajé del coche y corrí a la puerta principal. Apenas Charles tuvo tiempo de abrir cuando lo llevé por delante.

-Celebro las ganas que tienes de llegar a tu hogar, querida Bianca –sonrió.
-Perdón –me excusé sonriendo.

Subí la escalera y apresurada corrí por el pasillo. Golpee la puerta de la habitación de Scarlet y sin esperar la autorización entré.

No la encontré…

Bajé nuevamente hasta la sala con la misma prisa.

-¡Charles!
-¿Sí?
-Scarlet, ¿la has visto?
-Pues ahora que lo preguntas, no.
-¿Salió a cazar? –pregunté preocupada.
-Mmm… me temo que no. Quizás esté en el jardín.
-No, no la he visto al llegar.

Numa bajaba la escalera vestido para trasnochar.

-Buenas noches Bianca, lo siento pero esta vez cenarás sola.

Arquee la ceja.

-¿Desde cuándo me acompañas a cenar tú, vampiro inquieto?
-Pues entonces mejor, no me extrañarás –rio.
-¿Sabes dónde está Scarlet?
-¿La loca de los Shopping? No, no sé. Se desvaneció en el medio de la sala hará un par de horas.
-¿Dijo dónde iba?
-¿Scarlet? Tú estás loca Bianca. Ella no da explicaciones.
-Bien… A mí me las dará cuando regrese. No quiero preocuparme así.
-Sabe cuidarse sola –insistió Numa.

Charles me miró fijo y se acercó.

-¿Es por ese humano que la siguió en el restaurante?
-¿Fue tan alevoso? –pregunté.
-No tanto… son suposiciones mías.
-El problema es que si Scarlet se interesa por él…
-Bianca, no lo creo. Ella detesta involucrarse con humanos.
-Ojalá Charles. Ojalá tengas razón.





5 comentarios:

  1. Hola Lou, gracias por el capítulo de hoy, me ha gustado mucho y puedo decirte desde ya que siento una gran simpatía por Gregori, es de esos personajes que caen muy bien y creo que solo me gustará cada vez más ;) A ver qué tal le va con su Scarlett, porque creo que esta es aún peor que la de Vivian Leigh.

    Un besazo y muy felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Claudia! Gracias a ti por leerme y comentar. Yo creo que también es peor que el personaje de "Lo que el viento se llevó".Grigorii estoy segura te conquistará. Un beso enormeee y gracias cariño.

      Eliminar
  2. Super bueno el capitulo y vaya q esta muy interesado Gregorii x Scarlet, no va a descansar hasta encontrarla y saber mas de ella. y esa Anne tengo una ligera sospecha de quien puede ser ya vote a ver q tal me va jaja, y q se habra hecho Scarlet sera q se fue a ver al poli mmmm, LOU FELIZ NAVIDAD Q LO PASES SUPER BIEN Y TE DESEO TODA LA FELICIDAD DEL MUNDO!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Laura! Uy quizás has adivinado... Veremos, lo único que te diré es que Grigorii se merece lo mejor por la vida que ha llevado. Conquistará tu corazón. Un beso grande belleza, y ¡muchaaas felicidades en estas fiestas!

      Eliminar
  3. Hola Lou... Ya he votado... he votado que Anne es hermana de Grigorii... pero podría ser su hija... ya veremos
    Pues como tu Scarlet sea peor que Sarlett O'Hara... pobre Grigorii ;-)
    Grigorii ha conseguido un contrato de trabajo por seis meses... me parece bien e interesante
    Y Bianca se preocupa mucho por Scarlet... le tiene un gran cariño
    Muy buen capítulo
    Besos, y espero que estés disfrutando de la Navidad

    ResponderEliminar