Tema musical de Ojos de lobo: Déjame ser yo mismo.

lunes, 27 de octubre de 2014

Entrevista a Lenya:


Era la octava noche que subía a la terraza para esperar a Lenya. Supuse que vendría cuando se le antojara y que debía esperarlo. No me quedaba otra.
Hacía calor en Buenos Aires y era una suerte, porque prefería esperarlo a la intemperie y no que apareciera como si nada en el interior de mi casa con alguno de mi familia presente. Lo creía capaz. Le habría gustado verme deshaciéndome en explicaciones con los nervios de punta.

Sentada en una hamaca veía las estrellas, cerca de diciembre surgía entre los cielos la brillante estrella de Oriente. Aunque no sabía si podría verse desde esta latitud, la busqué igual en el profundo azul, hasta que Romeo, mi perro, comenzó a ladrar hacia un rincón de la terraza.

Estaba oscuro, pero la silueta recortada de un hombre alto y fornido fue cada vez más clara.

Lourdes: Hola Lenya.

En segundos se materializó a mi lado. Se sentó en la hamaca y miró hacia arriba.

Lenya: Hola, ¿qué buscas con tanto afán en el cielo?
Lourdes: Una estrella. Pero me temo que no está.
Lenya: ¿Cuál?
Lourdes: La que aparece por esta época. Tiene varios nombres.
Lenya: ¿La estrella de Oriente?
Lourdes: Creo que sí.
Lenya: ¿Buscas una estrella y no sabes el nombre?

Resoplé.

Lourdes: Da igual, no está.
Lenya: Que tú no la veas no quiere decir que no esté. Están todas.
Lourdes: Claro, sí. Tienes razón… ¿Puedo entrevistarte?
Lenya: He venido para eso.
Lourdes: Okay.
Lenya: ¿Podrías quitar tu lobo de encima?
Lourdes: No es un lobo, es un perro, es un Labrador.
Lenya: ¿Un Labrador? Sinceramente me importa muy poco que profesión u oficio tiene, es de la familia de los lobos y punto.

Reí.

Lourdes: Labrador es una raza.
Lenya: Como sea quítamelo.
Lourdes: ¡Romeoooo! ¡Vamos ve abajo!

Romeo movió la cola y me obedeció.

Lourdes: Ahora sí. Dime, ¿Te llevas bien con las mujeres de la casa?
Lenya: ¿Mujeres? Aaaah tú dices esos proyectos de engendros de féminas que andan por ahí.
Lourdes: ¡Bueh! Son muy bonitas.

Se encogió de hombros.

Lourdes: Comprendo que Bianca es tu cuñada y las cuñadas no tiene sexo para uno, claro… Pero, ¿Scarlet?
-Lenya: ¿Scarlet? Tú estás loca. Es una niñata malcriada que no sabe nada de la vida. Además pelea por pelear y hay que discutir con fundamento.
Lourdes: Ah mira tú.

Tomé un cuaderno de notas y escribí.

Lenya: ¿Qué escribes?
Lourdes: Tus gustos para buscarte una mujer que te guste.
Lenya: ¡Ni se te ocurra!
Lourdes: Todos necesitamos amor, te vendrá bien.
Lenya: ¿No digas? ¿Qué me dices de ti? ¿No estás sola?
Lourdes: No te metas en mi vida, es tu entrevista.
Lenya: Tú no tienes pareja.
Lourdes: ¿Tú que sabes?
Lenya: Elemental querida Lourdes, si la tuvieras no estarías casi medianoche mirando estrellas del demonio o hablando conmigo, estarías haciendo algo más productivo. ¿Quieres que te diga qué por ejemplo?
Lourdes: Eres un atrevido.
Lenya: Lo sé. Pero directo.
Lourdes: Igual anotaré, te guste o no.
Lenya: ¡Haz lo que quieras!
Lourdes: ¿Te gustan morenas?
Lenya: No te lo diré.
Lourdes: ¿Rubias?
Lenya: No hablaré Lourdes. Mis gustos son míos y nadie se meterá.
Lourdes: Muy bien, elegiré lo que se me antoje.
Lenya: ¿Será rubia?
Lourdes: Creí que no te interesaba.

Encogió sus hombros y comenzó a silbar.

Sonreí.

Lourdes: Bueno será morena.

Me miró y sus ojos brillaron con astucia.

Lenya: Tú ya sabes quién será Lourdes. Sé que no me preguntas por elegir una acorde que me guste. Tú ya sabes quién será.

Reí.

Lourdes: Siiiiii jajjajaa lo seeee. Y no te lo diré.

Sonrió.

Lenya: Tramposa.

Ambos miramos el cielo…

Lourdes: Te prometo que te gustará.
Lenya: Confío en ti.
Lourdes: Me alegra verte más animado. Si quieres puedes irte.

Se puso de pie y caminó hacia una esquina de la terraza.

Lenya: Pensé que la entrevista sería más larga. Mejor.
Lourdes: Perteneces a otro lugar. No quiero entretenerte. Vuelve con los tuyos. Te lo mereces.
Lenya: Adiós Lourdes.
Lourdes: Adiós no, es una palabra muy triste. Hasta siempre.
Lenya: Hasta siempre. Y si quieres ver la estrella de Oriente párate en la hamaca, está a tu derecha.

Se desvaneció en el aire.

Subí a la hamaca y me puse de punta de pies…

Allí estaba grande y brillante como Venus.

Tenía razón Lenya. Yo no podía verla. Pero las estrellas siempre están, aunque no las veas.


Queridos lectores:

Esta entrada es muy especial para mí y creo que lo será para ustedes.
Hace un año cuando busqué un rostro y cuerpo para un nuevo vampiro que fuera lo suficientemente acorde a mi imaginación, supe que debía ser bello y que además tendría en la mirada el cielo y el infierno a la vez. Después de indagar entre imágenes me decidí por Matthias Streitwieser. Un modelo de treinta y cuatro años nacido en Bavaria, Alemania.

Y así surgió nuestro querible y controvertido Lenya Craig.

A los pocos días me enteré que Matthias había fallecido en el 2009 en una excursión al monte Untersberg. Resbaló y cayó 150 metros, muriendo en el acto. Lo encontraron días después unos excursionistas. Su deseo de ser profesor y de tener una familia quedó truncado.

En ese momento tenía dos opciones. Una de ellas era retirar las imágenes de quien no estaba ya entre nosotros, y la otra de mantenerlo vivo en la memoria a través de Lenya Craig. Opté por lo último y creo que es una forma de rendirle homenaje.

Matthias dejó este mundo un 1ero de junio del 2009 y me da una tristeza infinita, porque esta vez, en la vida real, no existió un Sebastien para aferrarle la mano y no dejarlo ir.
Dejo este video. La  canción es "Polvo en el viento" de Kansas. Espero les guste. Lou


video




7 comentarios:

  1. Uy ahora me cae más Lenya me dio mucha pena lo que le paso al modelo de donde sacaste el personaje . Te mando un beso y te me cuidas mucho

    ResponderEliminar
  2. Hola, linda, me arrancaste muchas sonrisas con esta entrevista, y luego me he quedado con una sensación de honda tristeza por este muchacho que se marchó tan pronto, es una verdadera pena, y tu homenaje es maravilloso, es una forma de trascender. La canción de Kansas me encanta.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Me gusto la entrevista este Lenya se las trae jajaja q personalidad se maneja, es muy reservado!!!
    y vaya te cuento q se me hizo un nudo en la garganta al saber lo q le paso a Matthias, uuff tenia un futuro x delante vaya q triste me puso eso, ya es un gran angel y la cancion apenas para este gran homenaje, gracias Lou!

    ResponderEliminar
  4. Una curiosa entrevista. Lenya parece algo arisco, aunque quizá sólo sea que es reservado.
    Me ha impactado saber que el chico en que te inspiraste para el personaje falleció. ¡Y tan joven! Qué pena. Le rindes un hermoso homenaje.
    Recibí los primeros capítulos de los Craig, ya leí el primero y tengo que decirte que me sentí muy bien entre la familia de Bianca. Calor de hogar y mucho frío fuera, como me gusta. Transmites muy bien y escribes muy bonito. Voy a seguir leyendo.
    Pasa un buen día.

    ResponderEliminar
  5. Hola Lou... Me ha encantado el escenario que elegiste para entrevistar a Lenya... mirando las estrellas
    Y sí, es cierto, aunque no las veamos... ahí están
    Romeo tiene que ser un perro precioso... me encantan los labradores... yo conocí a uno que se llamaba Baltasar
    ¡Vaya con Lenya! Te ha entrevistado un poco :-)
    Me ha gustado mucho esta entrevista... y me ha gustado Lenya... confieso no tener idea de qué mujer morena le espera
    Me ha encantado la canción... es preciosa... y siento mucho lo que le ocurrió a Matthias
    Magnifica entrada, Lou... Felicidades
    Y besos

    ResponderEliminar
  6. Maravillosa Entrevista...Me ha gustado mucho.
    Me entristece mucho lo ocurrido con Matthias Streitwieser .
    Has hecho muy bien mantenerlo vivo en la memoria a través de Lenya Craig.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. un muy buen capítulo, como todos y cada uno, felicidades,,,,

    ResponderEliminar