Tema musical de Ojos de lobo: Déjame ser yo mismo.

domingo, 15 de junio de 2014

¡Hola seguidores! Diá horrible en Buenos Aires. Invernal y nublado. Les dejo el capítulo dedicado a Numa. Sabrán más de su historia entremecedora. Pero no crean que les dejaré el sabor amargo. En mi novela tarde o temprano los malos pagan. Tengan paciencia. Como los sucesos son muy continuos trataré de subir entre semana. Lo intentaré, así pueden seguir mejor los hechos de Sebastien en la mansión y por otro lado de Numa en la calle. Desde ya muchas gracias por leerme y comentar. Un besote enormee. Lou.

PD: No sé porque me cambió la letra blogger... ??? Mil disculpas.
Capítulo‭ ‬9
Numa.
‭(‬Perspectiva de Numa‭)
Me metí en el bosque apenas salí por la ventana trasera de la mansión.‭ ‬Andar por las calles de Kirkenes en horas del día no sería un problema para mí si estaba nublado.‭ ‬Pero no podía fiarme del clima inestable que últimamente soportábamos,‭ ‬así que aguardé la llegada de las sombras escondido en las altas ramas de un abeto.‭ ‬Me acurruqué a la espera de la noche.‭ ‬Mi suéter negro no ayudaba demasiado a mimetizarme y hubiera preferido el blanco,‭ ‬como los montículos y restos de nieve que persistían después de la ola de frío.‭ ‬Las hojas estaban petrificadas,‭ ‬sin vida.‭ ‬Apostaba que con el menor roce caerían como despojos desde esa altura.‭

‬Como yo‭… ‬Me sentía igual que las hojas marchitas.‭ ‬Vacío y sin futuro.‭ ‬Yo también al igual que ellas si alguien me tocaba seguramente me hubiera roto en mil pedazos o me dejaría caer al suelo para no levantarme más.
Lo que me daba ánimo era la vista desde allí, tenía una visión muy buena de la fachada de la mansión de los Craig.‭ ‬Esa casa tan amada para mí.‭ ‬Los Craig‭… ‬Pensé muchas veces que esa hermosa construcción que albergaba quienes me habían acogido con tanto amor me pertenecía en cierta manera.‭ ‬En sus rincones, también guardaría aunque en menor medida parte de mis vivencias.
La voz de Douglas cuando era niño llegó nítida a mi memoria.‭ “¡‬Numa‭! ¡‬Juguemos al cubo mágico‭!” “‬Oyee Numa,‭ ‬Margaret hizo chocolatada‭”‬.‭ “¿‬Numa ya te vas‭? ‬Quédate a dormir.‭” ‬Diablos‭… ‬Dolía saber que era parte de un pasado,‭ ‬no‭… ‬Era parte de un sueño que alguna vez me atreví a soñar.
Me acurruqué un poco más mientras divisaba uno de los patrulleros retirarse con mis padres.‭ ¿‬Por qué no habían partido las dos patrullas‭? ¿‬Sebastien iría preso‭? ‬Por mi culpa‭… ¡‬Mierda‭! ‬Él jamás podría ir preso,‭ ‬como buen vampiro escaparía pero‭…‬ ya no podría vivir con todo el resto de sus seres queridos.‭ ¿‬Tendrían que mudarse lejos‭? ‬Dios‭…‬ Ellos me dieron todo lo que podía esperar un niño y un joven paria.‭ ‬Les pagué tan mal.
Me quedé horas atento para saber qué ocurriría con los Craig.‭ ‬Los recuerdos se fueron agolpando en mi cabeza uno a uno.‭ ‬Eran tantos.‭ ‬Recordaba el día que había conocido a Douglas en aquella plaza.‭ ‬Yo jugaba con otros chicos de la calle.‭ ‬Me había escapado después de una paliza que me había propinado mi madre.‭ ‬Esas de tantas a las que estaba acostumbrado si no llevaba dinero a casa.

Los golpes e insultos me llovían casi todos los días,‭ ‬pero no,‭ ‬no dejaría que el pasado amargo invadiera los recuerdos con Douglas.‭ ‬Esas memorias con mi amigo debían estar protegidas,‭ ‬a resguardo de hechos tan penosos.‭ ‬Así que me esforcé y volví a imaginar esa plaza transitada.
Jugábamos con chicos de la calle al escondite, cuando lo vi parado cerca de ese coche majestuoso.‭ ‬Pensé,‭ “‬otro rico altanero que nos observa como chicos de laboratorio‭”‬.‭ ‬Continué el juego sin darle importancia,‭ ‬calculaba que de un momento a otro gritaría,‭ “¡‬Ey pobretones, infelices‭!” ‬O quizás,‭ “¡‬muertos de hambre, rateros‭!” ‬Y después correría como cobarde a refugiarse al coche de lujo donde lo esperaría un chofer o algunos de sus padres millonarios.‭ ‬Estábamos acostumbrados a esa clase de personas sin corazón.‭ ‬Lo habían hecho tantas veces‭…
Sin embargo,‭ ‬Douglas no nos gritó.‭ ‬Lo vi quedarse de pie como si no quisiera perderse nada de nuestras voces.‭ ‬Lo miré fijo mientras caminaba al árbol donde debía contar para que mis amigos se escondieran.‭ ‬Uno de ellos lo llevó por delante y le dijo algo que no escuché,‭ ‬pero que a Douglas lo sobrecogió.‭ ‬Mi amigo se acercó riendo y me contó que lo había echado.‭ “‬Es un ciego,‭ ‬el tonto quiere jugar y nunca podrá.‭ ‬Además,‭ ‬que se vaya en su mierda de coche a donde pertenece”‬.
Fue extraño sentir algo por ese niño que no conocía,‭ ‬juro que el trato hacia él me indignó.‭ ‬La sangre se alteró y me fui muy molesto hacia el árbol.‭ ‬A medida que contaba los números para hacer tiempo a que mis amigos se escondieran, la imagen de su rostro entristecido se presentó varias veces.
Cuando dejé de contar y mis ojos recorrieron la plaza buscando los distintos escondites, volví a observar a Douglas.‭ ‬Estaba firme,‭ ‬de pie.‭ ‬Con la cabeza inclinada levemente y los ojos cerrados trataba de escuchar quien sabe que cosa.‭ ‬Era delgado y su rostro anguloso y pálido.‭ ‬Pensé que además de ciego estaría enfermo.‭ ‬Traté de seguir el juego y que la pena que molestaba en mi corazón no se interpusiera.‭ ‬Hasta que algo sucedió.
Douglas se hizo el gracioso y delató el escondite de mi amigo.‭ ‬En ese momento no me hubiera imaginado que su sentido de la audición era tan excepcional porque no era un humano como yo.‭ ‬Creí que la ceguera le había brindado un gran sentido auditivo porque la naturaleza le había quitado la visión.

Cuando mi amigo lo increpó para pegarle, mi furia creció.‭ ‬Me acerqué corriendo y separé a mi amigo amenazándolo.‭ ‬No le iba a pegar a un ciego por más niño rico que fuera.‭ ‬Saqué la cara por Douglas, porque al final él sólo quería jugar con nosotros.
Douglas‭… ‬Desde ese día se convertiría en mi mejor amigo,‭ ‬en alguien inseparable e imprescindible,‭ ‬en mi hermano.
Por supuesto mi hermano para mí.‭ ‬Porque por más que los Craig me invitaban a jugar con él en esa maravillosa mansión llena de juguetes y comida sabrosa yo nunca iba a ser de la familia.‭ ‬Tal vez podía decirse que era alguien a quien le tenían cariño y agradecimiento.‭ ‬Aunque yo no visitaba a Douglas por lástima,‭ ‬jamás sentiría lástima por él.‭ ‬No lo merecía.‭ ‬En realidad lástima tendría que haber tenido él por mí.‭ ‬Un pobre diablo sin padres que lo quisieran y protegieran.
Douglas no tenía madre pero Sebastien cumplía ambos roles a la perfección.‭ ¡‬Sí que cumplía todas las expectativas de un hijo‭!
Una noche cuando me quedé a dormir escuché a Sebastien ir a la habitación de Douglas.‭ ‬Tenía la puerta entreabierta, y la habitación de huéspedes donde yo me quedaba, estaba muy cerca de la suya.‭ ‬Escuché las risas de los dos,‭ ‬después silencio‭… ‬Sebastien le dijo,‭ “‬hasta mañana hijo,‭ ‬que descanses‭”‬.‭ ‬Creo que le dio un beso para luego retirarse y cerrar la puerta.‭ ‬Me quedé en silencio cobijado en ese edredón tan confortable pensando que sería maravilloso escuchar ese saludo y ese beso cada vez que te fueras a dormir.

‭‬Iba a dormirme soñando con un cambio mágico en mis padres aunque fuera una utopía,‭ ‬pero Sebastien se asomó por el marco de la puerta y encendió la luz‭… “‬Numa,‭ ‬que duermas bien,‭ ‬dulces sueños‭”‬.‭ ‬“¡Gracias‭!‬” Grité‭… ‬Antes de irse titubeó y se acercó a la cama.
Se inclinó y me dio un beso en la frente.‭ ‬Un beso helado pero fue cálido a la vez.‭ ‬Guauuuu,‭ ‬eso era un beso de buenas noches.‭ ¡‬Caray‭! ¡‬Qué bien te hacía sentir‭!
Volví al presente encaramado en el árbol sólo para contemplar el cielo con espesos nubarrones.‭ ¿‬Llovería‭? ‬Una vez corrimos por el jardín bajo la lluvia cuando Douglas tuvo el don de la vista.‭ ‬El recuerdo de la risa de Douglas atravesó mi mente.‭ ‬Era una linda risa.‭ ‬Y pensar que ya no la escucharía mientras mirábamos películas o cuando le hacíamos bromas a Charles escondiéndole las cosas.‭ ‬Charles‭…

Con Charles compartíamos algo más que con Sebastien.‭ ‬Porque Charles conocía el trato de mis padres hacia mí aunque nunca los había conocido.‭ ‬Jamás hablamos de lo que Ron vio aquella noche que me fue a buscar,‭ ‬mejor.‭ ‬Creo que lo ponía triste recordarlo.‭ ‬Triste y furioso.
Esa noche que el coche de los Craig estacionó en mi humilde puerta, mi padre me había torturado con un cigarrillo encendido mientras mi madre se reía alegando que era un flojo.‭ ‬Yo sólo tenía once años‭…
Cuando le abrieron la puerta a Ron yo lloraba en un rincón.‭ ‬Desde mi lugar pude ver sus ojos desorbitados por la ira,‭ ‬los labios apretados,‭ ‬y los puños cerrados.‭ ‬Creí que iba asesinarlos,‭ ‬como si hubiera visto todo lo acontecido antes de golpear la puerta.‭ ‬Ahora sabía que Ron posiblemente había espiado por la ventana sin ser visto y quizás hubiera podido asesinarlos a los dos en instantes.‭ ‬No lo hizo,‭ ‬quizás por todo lo que provocaría después.‭ ‬Sin embargo lo que era seguro que en cuanto volvió a la mansión Charles fue informado de todos los detalles.
Esa noche que preferiría olvidar,‭ ‬mi madre se negó a entregarme al principio alegando que no tenía la tarea escolar hecha y no permitiría que me fuera a la mansión por el fin de semana.‭ ¡‬Mentirosa‭! ‬Me habían sacado de la escuela un año atrás para que pudiera mendigar y traer dinero.‭ ‬Observé a Ron paciente y serio mientras yo en el rincón perdía toda esperanza de poder salir del infierno aunque fuera el fin de semana.
Entonces‭… ‬Ocurrió el milagro‭… ‬No,‭ ‬no fue la insistencia de Ron la que la convenció,‭ ‬fue ese abultado montón de billetes que le ofreció a ella.‭ ‬Así me dejó partir en la limousine.‭ ‬Creo que todas las veces que me dejaba ir a ver a Douglas,‭ ‬Charles enviaba una buena suma de la cual mi madre no dudaba en aceptar.

Sé que ese acto al fiel mayordomo no le caía en gracia.‭ ‬Sentiría que compraba mis minutos y eso no estaba bien para él.‭ ‬Pero a mí no me importaba,‭ ‬sólo quería escapar del terror.‭ ‬

El terror me acompañó hasta que definitivamente Sebastien me convirtió y ya no volví a mi casa.‭ ‬Era eso o el suicidio. Creo que no le di opción... Cierto,‭ ‬no era mayor de edad‭… 

¡Cuántas horas felices con los Craig‭! ‬Creería que había valido la pena haber nacido.‭ ‬Pero ahora‭… ‬Ahora mi mundo se había vuelto oscuro y sin alegría.‭ ‬Ahora‭… ‬desearía estar muerto otra vez.
Con la vista clavada en la mansión las horas pasaron metódicamente.‭ ‬El frío se acentuó al caer el atardecer y tuve miedo que la ola de frío me sorprendiera.‭ ‬No era que no quisiera morirme.‭ ‬Sino que deseaba que la muerte me llegara de otra forma.‭ ‬Que antes de quedarme dormido eternamente la vida me diera una oportunidad para despedirme de Douglas,‭ ‬de Charles,‭ ‬de Bianca,‭ ‬de  cada empleado de los Craig.‭ ‬Y de Sebastien,‭ ‬también de Sebastien.‭ ‬Que pudiera abrazarlo y decirle gracias por todo.‭ ‬Sobre todo tener la ocasión de pedirle perdón.
Bajé del árbol cuando las sombras de la noche me cubrieron completamente.‭ ‬Caminé por el bosque en el mismo sentido de la ruta.‭ ‬No podía dejarme ver por nadie en la cercanía porque aún patrullaban la mansión.‭ ¡‬Maldita sean mis padres‭! ¡‬Maldita sea mi mentira‭!

Caminé y caminé hasta llegar a un claro que se abría a la carretera solitaria.‭ ‬No muy lejos divisé las primeras luces de la ciudad.‭ ‬Suspiré,‭ ¿‬dónde iría‭? ‬No tenía bagaje conmigo,‭ ‬no llevaba abrigo,‭ ‬no lo necesitaba pero iba a levantar sospechas con quien me cruzara.‭ ‬Sólo disimularían mis lentecillas azules.‭ ‬Tenía tres o cuatro billetes en el bolsillo de mis jeans de la última salida con Douglas‭… ¿‬Cómo subsistiría‭? ‬Si bien era un vampiro no estaba acostumbrado a cazar solo,‭ ‬siempre iba con Ron o Anthony.‭ ‬Sí,‭ ‬no confiaban mucho en largarme solo a que me alimentara de humanos.‭ ‬Sebastien siempre decía,‭ “‬lejos,‭ ‬vayan muy lejos‭”‬.‭ ‬Sin embargo en este momento irme lejos significaba alejarme de los Craig y aunque era la única salida en el fondo de mi corazón me resistía a practicarla.
‭(‬Perspectiva de Sebastien‭)
Charles y yo tuvimos que viajar por un tiempo considerable hasta las cercanías del parque Parkveien.‭ ‬En una esquina al llegar a la calle Egebergsgate,‭ ‬el Registro Nacional se alzaba con su vieja estructura.‭ ‬Las puertas estaban cerradas y las ventanas parecían tapiadas por dentro.‭ ‬No había flores en los canteros de la acera ni un ápice de‭ ‬césped.‭ ‬Todo era montículos de escarcha y nieve y parcelas pequeñas de tierra resquebrajada.‭ ‬No se escuchaba el menor ruido en el interior del edificio de tres plantas.‭ ‬Nada‭…‬ Pocas personas que transitaban apresuradas por la calle cargaban en carros metálicos bolsas de mercadería como para un mes.‭ ‬Parecía que una guerra se avecinaba pero no era ese el motivo que los llevaría a llenar sus despensas con desesperación.‭ ‬La ola de frío podría volver.‭ ‬Y lo cierto es que ni yo sabía si iba a poder tener éxito la próxima vez que me concentrara.‭ ‬Lenya había dicho que no había podido reunir fuerzas para combatir el duro clima que también castigó parte del norte de Rusia.‭ ‬Entonces‭…‬ ¿Qué pasaría conmigo‭? ‬Recordé que Lenya se quedaría con nosotros unos días para comprobar que tal me iba en mis concentraciones,‭ ‬y aunque tener un hermano me gustaba después de todo,‭ ‬no era un buen momento para tener de huésped semejante vampiro.‭ ‬Lenya no era fácil de convivir y creería que muy a pesar mío,‭ ‬buscaba mi ruina.
Charles rodeó el edificio con su andar pausado y tranquilo,‭ ‬de verdad lo admiraba.‭ ¡‬Qué poder de equilibrio‭! ‬Cuando regresó a mi lado yo había intentado tocar timbre varias veces en la puerta de entrada pero nadie salió a recibirnos.
—‬No hay nadie al parecer,‭ ‬está abandonado‭ –‬dijo Charles.
—‬Algo hay que hacer.‭ ¿‬Crees que podremos entrar forzando alguna ventana‭? ‬Podríamos ser vistos.
—‬Hay que volver a la noche.‭ ‬No nos queda otra.‭ ‬Salvo que te des por vencido.
Sonreí.
—‬Me conoces,‭ ‬esa duda está fuera de lugar.
‭—‬Lo imaginé,‭ ‬no te gusta perder.‭ ¿‬Lo recuerdas‭? ‬El ajedrez.
—¡‬Chistoso‭! –‬por unos instantes me quedé inmóvil,‭ ‬prestando suma atención‭—‬.‭ ‬Sssh escucha,‭ ‬alguien camina en el primer piso.
Charles inclinó levemente el rostro y se concentró.
—‬Cierto.‭ ‬Alguien está en el primer piso.‭ ¿‬Quieres seguir presionando el timbre o lo haremos a nuestra forma‭?
—A nuestra forma.‭ ‬Sospecho que quien se haya en el interior del edificio no tiene intención de abrir a nadie.
Observé los postigos arraigados en la madera por la gran helada.‭ ‬Hielo y madera parecían confeccionados en una sola pieza.‭ ‬En realidad aunque quisiera abrir quien estaba dentro del Registro no creía que le fuera posible.
‭—‬Mmm‭…‬ Sebastien,‭ ‬creo que no es buena idea romper la traba,‭ ‬el vidrio,‭ ‬y los tapiales.‭ ‬Nos llevará tiempo y podríamos llamar la atención.‭ ‬La calle sobre la derecha no está transitada.‭ ‬Sugiero que trepemos para entrar por los techos.
—¿‬Tú crees‭?
—Por supuesto.‭ ‬Aunque podríamos volver a la noche.‭ ‬Sería más seguro.‭ ‬Pero mientras Numa seguiría en la calle.‭ ‬Es un chico después de todo y los chicos no deberían estar en la calle‭…‬ Ninguno.
La mirada de Charles se cubrió de tristeza.
—‬Tienes razón.‭ ‬Vamos por la otra calle,‭ ‬no esperaré la noche.
El hecho de trepar sin ser vistos a la velocidad de un rayo no fue lo más difícil ya que en verdad no había humano caminando por la acera lateral.‭ ‬Lo dificultoso fue encontrar una entrada por la terraza que nos asegurara ir por el camino correcto.‭ ‬Las tres primeros ventiluces eran demasiado pequeños para mi cuerpo así que finalmente convenimos que Charles se materializara en el interior y me dejara fuera hasta hallar una entrada apropiada.
Cuando por fin escuché un chasquido seco en una superficie de metal a ras del suelo pude ver a mi fiel mayordomo sobresalir por el hueco.
—‬Por aquí Sebastien,‭ ‬esta salida peculiar da a una escalera de emergencia.
‭—¿‬Sabes hasta donde baja‭?
—Creería que hasta la planta principal.‭ ‬Pero prefiero no dejarte afuera.
Apenas descendimos por la estrecha escalera de caracol nos detuvimos en el primer descanso donde convergían tres puertas cerradas.‭ ‬El aire frío estaba embebido en un olor a humedad y encierro y otro olor muy peculiar‭…‬ A cadáver.
—‬Definitivamente lo han abandonado.‭ ‬Creo que sólo quedará algún muerto en las oficinas‭ –‬dijo Charles.
—‬Tenemos que hallar donde se inscriben los documentos‭ –‬Charles me miró‭—‬.‭ ‬No me mires así,‭ ‬es la única posibilidad que nos queda.‭ ‬Lo haremos nosotros mismos.
—‬Me gusta esa determinación.‭ ‬Y dime‭…‬ ¿Qué haremos con el hombre del primer piso‭?
—¿Crees que será‭ ‬“el ruso‭”‬? –pregunté.
—‬Pues,‭ ‬no lo sé‭…‬ Sin embargo pienso que no faltará mucho para saberlo.‭ ‬Escucha‭…‬ ¿Lo oyes‭? ‬Está subiendo la escalera.
—¡‬Diablos‭! ‬Aguardaremos en una de las oficinas y espiaremos con cuidado.‭ ‬Quizás haya escuchado ruidos y quiera verificar que ocurre.
‭—‬No creo que quiera subir a este piso helado y maloliente.‭ ‬Salvo que esté seguro que alguien entró para ayudarlo.‭ ‬Recuerda,‭ ‬han tapiado todas las bocas y eso ha sido trabajo de varios hombres.‭ ‬Estoy seguro que quedo atrapado y ya no pudo salir.
—¿‬Entonces‭? ‬Bueno‭…‬ Yo diría que nos presentemos.‭ ¿‬Tan mal le puede ir a esa persona después de pasar hambre quien sabe por cuanto tiempo‭?
—Somos vampiros‭ –‬respondió sonriente‭—‬,‭ ‬y no me he alimentado desde hace bastante.‭ ‬Suerte que el olor a peste cubre el aroma a banquete.
—¡‬Charles deja de bromear‭!
—Lo digo en serio.
Los dos miramos al mismo tiempo por la barandilla circular.‭ ‬Una cabeza de cabello canoso se acercaba mientras ascendía por la escalera con lentitud.‭ ‬Nos retiramos unos pasos hacia atrás y esperamos.‭ ‬En mi larga vida nunca me había manejado sin planear mis pasos siguientes,‭ ‬esta vez era distinto.‭ ‬Ambas partes nos sorprenderíamos.‭ ¿‬Sería‭ ‬“el ruso‭”‬?
(Perspectiva de Numa‭)
Transité por las calles de la ciudad cuando por fin estuve seguro de que nadie me vería.‭ ‬El reloj de la plaza principal daba las tres de la mañana.‭ ‬Nadie‭…‬ Ni un loco en la calle.‭ ‬Sólo yo y mi alma.‭ 
Me acurruqué en un callejón deshabitado que quedaba al paso.‭ ‬Miré hacia arriba.‭ ‬Los aleros de los dos edificios de cuatro pisos que se alzaban paralelos a la pared del callejón seguían deteriorados como hace años.‭ ‬Era de esperar que nadie se ocupara de cambiar las tejas y vidrios rotos de las ventanas.‭ ‬Las‭ ‬construcciones pertenecían a orfanatos los cuales el gobierno del país había prohibido.‭ ‬Hacía tres décadas que la institución había caído en desuso.‭ ‬Los niños huérfanos debían quedar con familias provisorias.‭ ¡‬Ja‭! ¡‬Qué lindo sonaba‭! ‬De la‭ ‬teoría a la práctica había un abismo,‭ ‬y los niños excluidos de la sociedad sólo tenían un lugar seguro donde irían a parar.‭ ‬La calle.
En ese callejón pasé la primera noche.‭ ‬Noche que se hizo larga,‭ ‬porque cuando los fantasmas de hechos terribles vuelven a tu memoria los minutos se hacen horas y las horas‭…‬ una eternidad.‭ ‬Mis padres me habían encontrado y no se detendrían hasta tenerme de nuevo bajo su despótico poder.‭ ‬Hubiera preferido la cárcel,‭ ‬sin embargo como quedar atrapado entre rejas si era un vampiro.‭ ‬Mis costumbres inhumanas no tardarían en delatarme,‭ ‬en delatar a todos los Craig.‭ ‬No podía permitirlo.‭ ‬Debía rezar para que nunca me hallaran.‭ ‬Pero‭…‬ ¿Y si me usaban como carnada para que Sebastien no fuera a prisión‭? ‬Dios,‭ ¿‬qué haría‭? ¿‬Qué era lo adecuado para que los Craig no se arrastraran junto con mi maldición‭? ¿Sebastien aún estaría bajo custodia‭? ¿‬Cómo saldrían de este lío‭?

Sí‭…‬ La noche fue larga‭…‬ A mi memoria vino todo aquello que Douglas y su familia me habían hecho olvidar.‭ ‬Mi padre un borracho imbécil que descargaba su frustración en mí.‭ ‬Mi madre una enferma que disfrutaba verme llorar.‭ ¡‬Cuánto odio‭! ‬A veces prefería escaparme unos días aunque después al regreso me esperaba lo peor.‭ ‬Eran tan crueles.‭ ‬Tantas veces observé de niño como comían abundante comida comprada con el dinero que yo conseguía por mendigar.‭ ‬Ellos ni siquiera compartían la mesa conmigo.‭ ‬Yo debía comer el pan duro de una semana o frijoles vencidos en un rincón alejado porque según ellos les recodaba la desgracia.‭ ‬No sé si mi nacimiento empeoró sus vidas.‭ ‬Nunca entendí que había hecho mal con existir.‭ ‬Al parecer tenerme a cargo era un peso,‭ ‬claro después que supe manejarme en la calle me explotaron y no quisieron deshacerse de mí.‭ ‬Pero el hambre que pasé junto a ellos no fue lo terrible,‭ ‬creo que mi estómago se fue acostumbrando a comer poco y mal.‭ ‬El frío‭…‬ El frío si que era insoportable.
Una noche golpeaba la puerta para que me abrieran,‭ ‬nevaba y ‬ni los animales vagaban en la calle.‭ ‬Pero no había conseguido dinero y sabía de antemano que no iban a dejarme entrar.‭ ‬Entonces en un acto de arrojo y rebeldía grité para que el escándalo llegara a oídos del vecindario.‭

¡‬Qué mal me fue‭! ‬Mi madre abrió la puerta y sus ojos fijos en mí me dieron mucho miedo.‭ ‬Me tomó del brazo y me empujó hacia la cocina.‭ ‬Tomando el sartén del fuego lo apoyó en varias partes de mi piel mientras repetía‭ ‬“¿quieres calor‭? ¡‬Aquí tienes‭!‬”.‭

Creía que al menos me salvaría después de la paliza, de dormir a la‭ ‬intemperie.‭ ¡‬Qué iluso‭! ‬Ella no tardó en abrir la desvencijada puerta del patio trasero y me sacó a empujones.‭ ‬Recuerdo la frase llena de rabia.‭ ‬“Aquí nadie te verá y si gritas te golpearé tanto que perderás la conciencia.‭”
Pasé la noche en el patio y al otro día enfermé.‭ ‬Tuve mucha fiebre y debieron llevarme al hospital.‭ ‬Diagnosticaron neumonía.‭ ‬Por supuesto nadie se enteró de la verdad.‭ ‬Para el médico que me atendió yo era un chiquillo desobediente y rebelde que no había vuelto a casa a la noche.‭ ¡‬Hijos de puta‭! ‬Sí‭…
Pienso que subsistí porque creía en Dios.‭ ‬En mi corazón de niño albergaba la esperanza que aunque Dios debería tener mucho trabajo en el mundo algún día se ocuparía de mí.‭ ‬Y lo hizo...‭ ‬Porque para mí Dios podía estar presente en la paz y el silencio de una iglesia,‭ ‬en la creación,‭ ‬o en los milagros que contaba la gente,‭ ‬y también... en un niño ciego que un día quiso jugar en la plaza.
Douglas,‭ ¿‬qué estaría haciendo Douglas esta noche‭? ‬Me dormité reteniendo la imagen de mi amigo y su sonrisa.

.......................................................................................................

Cayó la segunda noche en la ciudad.‭ ‬Durante el día había llovido copiosamente.‭ ‬Tenía la esperanza de que el patrullero hubiera abandonado la mansión de los Craig,‭ ‬aunque dudaba de la suerte.
Recordé la entrada del subte donde solía pasar mis noches cuando era niño y cerca de las dos de la madrugada eché andar.‭ ‬Olin‭…‬ ¿Qué sería de Olin‭? ‬Sonreí.‭ ‬El viejo sin casa ni familia el cual habíamos compartido tantas charlas y la comida que la gente piadosa nos brindaba.

‭Olin me quería mucho.‭ ‬Decía que él no tenía esperanza de salir de la calle pero que yo albergaba la promesa de salir adelante.‭ ‬Que nunca dejara de soñar,‭ ‬que era muy joven,‭ ‬y podría tener un futuro si no dejaba la escuela.‭ ‬Olin sabía todo de mí.‭ ‬Lo malo y lo bueno.‭ ‬Sin embargo lo que ignoraba que por muchos meses solía escaparme de los Craig siendo humano y dejarle comida mientras dormía entre cartones y latas.‭

‬Una vez que fui convertido por Sebastien me fue imposible acercarme.‭ ‬Era riesgoso.‭ ‬Podrían descubrirme y yo no quería pagarle mal a Sebastien ni a nadie de la mansión.‭ ‬Ahora‭…‬ Por mi mentira‭…‬ Dios‭…‬ Sin quererlo lo había arruinado todo.
Giré en la esquina y dí veinte pasos hasta el túnel que alguna vez había funcionado como boca de subterráneo.‭ ‬Parecía parte del‭ ‬Apocalipsis.‭ Adoquines rotos, ‭paredes resquebrajadas,‭ ‬trastos e hierros retorcidos esparcidos por el suelo húmedo.‭ 

‬Me adentré rápidamente con el ansia de ver con vida a Olin.‭ ‬La luz de los faroles que iluminaban tenue el pasillo abandonado bañaba apenas los adoquines de las paredes.‭ ‬Los negocios desiertos hace décadas‭ ‬mantenían sus persianas metálicas cerradas.‭ ‬A la izquierda un contenedor cerrado,‭ ‬en el rincón derecho contra el ángulo formado por dos paredes chamuscadas lo que parecía una fogata extinguida.‭ ¿‬Olin estaba vivo‭? ‬O quizás habría sido otro vagabundo que había utilizado el viejo túnel para sobrevivir.
Avancé sin dudar,‭ ‬nada peor podría pasarme después de abandonar a los Craig.‭ ‬Nada‭…
Me detuve a un costado de los trozos de madera quemada.‭ ‬Me incliné rozando los dedos por las superficies.‭ ‬Estaban tibias.‭ ‬A un metro pude observar una cantidad considerable de periódicos y un olor similar al keroseno.‭ ‬Me puse de pie y mi olfato de vampiro detectó otra aroma.‭ ‬Un humano estaba cerca.
Mis ojos se detuvieron en el contenedor,‭ ‬me acerqué lentamente y susurré.
—‬Olin.
Pero nada se movió.‭ ‬Tenía temor de abrir el contenedor y encontrarme un extraño durmiendo.‭ ‬Sí era así debía abandonar el túnel.‭ ‬Era sabido que los vagabundos tomaban ciertos rincones de la ciudad y lo hacían suyos.‭ ‬Comprensible si te pones a pensar que es con lo único que cuentas, entonces lo defiendes hasta la muerte.‭ ‬No estaba para ponerme a pelear por un sitio seguro.‭ ‬Primero,‭ ‬porque mi fuerza mataría a cualquier humano.‭ ‬Segundo,‭ ‬porque no podía quedarme mucho tiempo en un lugar fijo.
‭—‬Olin‭ –‬repetí‭—‬,‭ ‬soy Numa.
Nada‭…
Retrocedí varios pasos sin apartar la vista del contenedor.
—‬Olin.‭ ¿‬Eres tú‭?
El contenedor se entreabrió y mi corazón palpitó.‭ ‬Lo primero que observé fueron las falanges de dedos huesudos que se aferraron al borde.‭ ‬Después la tapa del contenedor se abrió de‭ ‬un solo movimiento y lo vi.
—¡‬Numa‭! ¡‬Numa‭! ‬Jajajajaja Numaaa.
Sonreí al ver al viejo vagabundo hacer esfuerzos para salir.
‭—¡‬Hola Olin‭! ¿‬Te ayudo a salir de allí‭?
—¡Cómo crees que salgo todas las mañanas‭! ¡‬Solo y sin ayuda‭! ‬Ay chiquillo del demonio jajajaaja.‭ ‬Que alegría verte creí‭…
—¿Qué había muerto‭? ‬No,‭ ‬aquí estoy.‭ ‬Otra vez en la calle.
Olin se dejó deslizar hasta el suelo apoyado en sus enclenques brazos.‭ ‬La calle te hacía fuerte aunque tuviera avanzada edad.
Avanzó hacia mí y me abrazó.‭ ‬Correspondí con el mismo cariño que él me tenía.
‭—‬Ay chiquillo del dem‭…‬ Pero‭…‬ ¡Qué grande estás‭!
—He crecido sí‭…
—Dime,‭ ¿‬estás en la calle‭? ¿‬Por qué‭? ‬La última vez me habías dicho que te habían recogido unas buenas personas.‭ ‬Después no te vi más.‭ ¿‬Te llevaron lejos‭? ‬OH espera,‭ ‬me contarás todo pero primero encenderemos la fogata.‭ ‬Hace frío aquí.
—‬Olin‭…‬ Han pasado muchas cosas.
El viejo me miró.‭ ‬Su iris castaño parecía desteñido de tantos años de vivir desgracias y mala vida.
—¿‬Tienes hambre‭? ‬Siii debes tener hambre.‭ ‬No te preocupes tengo una porción de pizza de hoy a la mañana.‭ ‬El dueño de la pizzería todos los días me da tres porciones.‭ ‬Creo que son de cebolla y queso.‭ ‬Mucha gente no les gusta demasiado.‭ ‬Creo que les sobra y él se acuerda de mí y me las guarda.‭ ‬Oyeee,‭ ‬estás fuerte,‭ ‬pareces haber hecho ejercicio.‭ ¿‬Te acuerdas‭? ‬Como los hombres que salín del gimnasio que a veces nos daban limosna en aquella calle‭…‬ ¿Cuál era‭?
Sonreí.
—‬No recuerdo la calle,‭ ‬pero sí recuerdo cuando pedíamos unas monedas.‭ ‬Después juntábamos lo que recibíamos y comíamos en este callejón.‭ ‬Lo recuerdo.‭ ‬Tú comprabas una petaca de vodka y varias galletas de queso.‭ ‬Nunca me dejaste probar el alcohol.
—¡‬Claro qué no‭! ‬Los chicos no deben meterse a beber.‭ ‬Hace daño a la salud.‭ ‬Mira‭…‬ Mira en que quedé.‭ ‬A ver‭…‬ ¿Dónde guardé la porción de pizza‭?

—Okay,‭ ¿‬sabes que haremos‭? ‬Tú busca la porción de pizza para ti,‭ ‬yo he comido hace unas horas‭ –‬mentí‭—‬.‭ ‬Mientras yo encenderé una fogata.‭ ¿‬Te parece‭?
—Mmm‭…‬ ¿Tú sabes encender fogatas‭? ‬Mira que no ha quedado combustible.‭ ‬El que tenía lo he conseguido de casualidad en una estación de servicio.‭ ‬El empleado me ha dado una botella pequeña porque se compadeció del frío.‭ ‬Ya no queda nada del gasoil.
—‬No te preocupes,‭ ‬sé encender fogatas.‭ ‬Vé por tu pizza.
Olin titubeó y luego arrastró sus pies hasta el contenedor vacío y quitó una bolsa de consorcio.
—‬Aquí también guardo mi ropa.‭ ¿‬Sabes‭? ‬La pensión de la esquina me permite bañarme una vez a la semana y poner la ropa en el lavadero de ellos.‭ ‬Eso es bueno Numa.‭ ‬Antes no podía hacerlo.‭ ‬La pensión abrió hace un año.‭ ¡‬Fue una suerte‭!
—¿Te permiten usar las instalaciones‭?
—Si,‭ ‬sabes que soy pobre pero no he robado a nadie en mi vida.‭ ‬A la larga la gente te conoce.‭ ‬Hay buena gente por ahí en el mundo aunque no parezca.
—‬Lo sé‭…
Avancé hasta el rincón donde se encontraban restos de cenizas.‭ ‬Busqué dos periódicos viejos que se hallaban esparcidos.‭ ‬Junté varias maderas partidas del montón de desechos de materiales.‭ ‬La construcción del nuevo subterráneo nunca concluyó.‭ ‬Recuerdo que abandonaron la obra prefiriendo comenzar en otro lugar de la ciudad,‭ ‬alejado del barrio humilde.‭ ‬No era una buena vista para quienes vivieran otro tipo de vida.
Mis ojos recorrieron la pared.‭ ‬A unos metros un cableado de alta tensión con su correspondiente advertencia de peligro.‭ ‬No era una problema para mí manejar la electricidad sin hacerme daño.‭ ‬La energía y yo nos llevábamos muy bien.‭ ‬Arranqué la tapa de color rojo intenso con el logo de la calavera.‭ ‬Respiré hondo y tiré de uno de los cables que no tardo en chisporrotear.
—¡‬Oyee Numa‭! ‬No hagas eso,‭ ‬te lastimarás‭ –‬protestó Olin, con un pequeño paquete entre sus manos.
—‬No te preocupes.‭ ‬Todo está bien.
Estiré el cable azul hasta que rozó el suelo y acerqué las maderas y papeles recogidos.
‭—‬Date la vuelta‭ –‬ordené.
—¡‬Chiquillo travieso‭! ¿‬Qué intentas hacer‭?
—¡Date la vuelta Olin‭! ‬Confía en mí.
‭—¡‬Diablos‭! –‬exclamó,‭ ‬aunque siguió mi orden.
Fijé mi vista en el cable y me concentré‭…‬ En segundos las chispas revolotearon en el aire y uno de los periódicos prendió fuego.‭ ‬Bien‭…‬ Bendito fuera mi don.
Cuando le dije a Olin que podía girarse hacia mí,‭ ‬una incipiente fogata crecía derramando calor alrededor.‭ ‬Miró el fuego y luego sus ojos descansaron en mi rostro.
—¿‬Lo has encendido con la electricidad‭? ¿‬Y no te has quemado‭? ‬Pudiste quedar electrocutado.
‭—‬Ya ves que no‭ –‬sonreí‭—‬.‭ ‬Ven, acércate tenemos tanto que hablar.
—‬Numa, nunca dejarás de sorprenderme.‭ ‬Eres fuerte e inteligente.‭ ‬Jamás entendí como podías soportar‭…
El tema de mis padres volvió a mí.
‭—‬Olvidemos esos hechos Olin.‭ ‬Hay cosas bonitas que quiero contarte.
Olin comió su porción después de insistir miles de veces en compartirla.‭ ‬Nos sentamos sobre trozos de cartones corrugados y hablamos durante dos horas.‭ ‬Por supuesto que le conté sobre los Craig evadiendo el gran secreto.‭ ‬Relaté el hecho de que mis padres habían vuelto por mí y que Sebastien estaba en problemas.‭ ‬Yo no volvería a la mansión ni con mis padres.‭ ‬Debía estar huyendo mientras pudiera.‭ ‬Iba a poder escaparme,‭ ‬claro que sí.‭ ‬Porque era un vampiro.‭ ‬Pero eso Olin no lo sabría.
De pronto,‭ ‬escuché unos pasos lejanos.‭ ‬A esta hora de la madrugada sólo serían problemas.‭ ¿‬Quién podría vigilar las calles a esta hora‭? ¿‬Un policía‭?
—Olin,‭ ‬debo esconderme,‭ ‬escucho pasos en la entrada del túnel.
‭—‬No te preocupes,‭ ‬será tu imaginación.‭ ‬Nadie pasa por aquí a morirse de frío.‭ ‬Yo no escucho nada.
—‬Olin‭…‬ ¿Puedo usar tu contenedor‭?
—Pero Numa,‭ ‬nadie viene.
‭—‬Sí‭…‬ Por los pasos es un hombre‭…‬ Y viene hacia el fondo del túnel.

Nota: ¿Quién será mis queridos lectores?

12 comentarios:

  1. ¡Hola Lourdes!

    Qué capítulo tan conmovedor, se me han caído las lágrimas al pensar en lo que sufrió el pobre Numa, no hubiera podido imaginarlo y creo que ahora lo aprecio más por haber aprendido a convivir con esos horribles recuerdos y no dejar que la amargura lo consuma; es tan alegre y amoroso... Espero que ese hombre que se aproxima en realidad sean dos, que sean Sebastien y Charles, o Douglas, pero que sea alguien que lo quiere y lo va a buscar. Un capítulo precioso el de hoy, amiga, me ha gustado muchísimo.

    Mil besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Claudia! Numa es encantador. En cuanto a quien viene sólo adelanto que es uno solo. En el próximo capi se sabrá lo prometo. Un besote grande.

      Eliminar
  2. Aixxxxx! Por que tenias que poner la nota? Sin ella me habría quedado a medias, pero por lo menos estaría mejor. Algún día conseguirás que me de algo con tanta intriga. Y Numa... Es un personaje que me encantó desde que lo conocí, por eso mismo me extrañó que mintiera. Y Olin me ha encantado, me ha parecido muy alegre y amable, o por lo menos así me ha llegado. Te he resumido mis ideas por que es tarde, pero al fin y al cabo me ha encantado. Un beso enoooorme :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Neyra! Espero que el próximo capi no te haga sufrir mi sol. Veremos que las cosas se irán solucionando. Alguien viene, es cierto pero quizás no sea para mal. Un besote enorme y muchas gracias.

      Eliminar
  3. Uy pobre Numa todo lo que tuvo que sufrir me dio mucha pena. Un genial capitulo muy comovedor. Veamos q ue pasa luego adoro tu novela te me cuidas mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ju! Numa ha pasado lo peor. Creo que comenzarán tiempos mejores, verás. Un besote grande y gracias por el comentario.

      Eliminar
  4. !Hola, Lou!
    Me pareció un capitulo muy emotivo. Pobrecito de Numa, lo que habrá sufrido con unos padres tan aberrantes como esos. Olin es un personaje muy confiable, espero se hagan grandes amigos. Imagino, quizás será Douglas el que viene a buscarlo. Me gusta el suspenso en que nos dejaste. =)
    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Yessy! ¿Quién será? Descuida a Numa ya no le puede ir peor. Sería injusto. Sólo te diré que Douglas no es quien viene por él. Muchas gracias por el comentario y un beso enorme.

      Eliminar
  5. Holaaa Lourdes, soy nueva en el blog, apenas estoy empezando la historia y por lo que he leido me a gustado mucho, asi que me veras mucho.. besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Carol! Un gusto enorme que me leas. Si comienzas la novela y te falta leer la primera parte (Los ojos de Douglas Craig) me dices y te lo envío por mail así lees más cómodo. La segunda parte es Ojos de lobo, el blog nuevo.
    Muchas gracias y un beso grande.

    ResponderEliminar
  7. hola de nuevo leyendo tus escritos que me tienen atrapado,,,

    ResponderEliminar
  8. Lou... me han parecido encantadores los recuerdos de Numa... cuando recuerda como conoció a Douglas... y el beso que Sebastien le dio una noche... no solo se lo dio a Douglas
    Los padres de Numa son muy crueles y malvados... ¿cómo puede un padre quemar con un cigarrillo a su hijo... y su madre reír mientras lo está viendo?
    Y me ha encantado conocer al bueno de Olin... es muy triste que alguien tenga que vivir sin un hogar y, sin embargo, parece feliz
    No, no sé quién se acerca por el túnel
    Besos

    ResponderEliminar