Tema musical de Ojos de lobo: Déjame ser yo mismo.

domingo, 4 de mayo de 2014

¡Hola! Espero que hayan pasado una buena semana. Aquí está el capi 3 con novedades. Sé que les gustaría conocer más datos sobre los personajes pero no puedo tirarles con tanta información en breve tiempo. No quiero que se mezclen ni líen con datos nuevos. A medida que avanzamos verán que irán conociendo tanto a Lenya como al querido Numa. Por lo pronto este capítulo comienza a indagar en sus vidas. Espero que lo disfruten. Un beso enorme y muchas gracias por acompañarme.

Capítulo‭ ‬3
Lenya Craig.

‭(‬Perspectiva de Douglas‭)


Me senté frente a mi amigo en una de las mesas que daba a la calle.‭ ‬Todas vestían con manteles blancos de vinílico con pequeñas flores.‭ ‬El ambiente era cálido quizás por la cantidad de madera que revestía las paredes.‭ ‬Estaban desprovistas de cuadros y adornos.‭ ‬No había demasiada iluminación sino algunos spots en los rincones y una bombilla que colgaba sin lámpara, del centro del techo.‭ ‬No me importaba si el pub no era de categoría.‭ ‬Según las películas que había visto muchos de ellos eran lujosos y con estilo, pero no había llegado hasta aquí para criticar el ambiente sino para distraerme un poco y probar lo que era estar en libertad con humanos alrededor.


Me agradaba estar contemplando el paisaje urbano y sobre todo contemplar lo que fuera sin ser a través de las ventanas de la mansión.‭ ‬La calle estaba húmeda por la fina llovizna y pocos transitaban.‭ ‬Una pareja se detuvo en la vereda del frente llevando gruesos abrigos.‭ ‬Permanecieron abrazados por largos minutos.‭ ‬Estarían felices por el cambio de clima ya que habrían pasado mucho tiempo sin poder salir de sus hogares.‭ ‬Quizás haría semanas que no se verían.‭ ‬No habrían podido estar juntos,‭ ‬sí‭… ‬Seguramente.‭ ‬Pero ahora lo estaban.

‭—‬Dos coñac,‭ ‬por favor.

Miré a mi amigo y al mozo que aguardaba de pie.‭ ‬Estaba tan concentrado en ver a través de los cristales que ni siquiera me había percatado de la nueva presencia entre nosotros.‭ ‬Rápidamente rectifiqué la orden.

‭—‬Para mi agua mineral fría.

Los ojos de Numa se abrieron y frunció el rostro.‭ ‬Su cara dibujó el espanto y el terror como si acabara de leer Stephen King.‭ ‬Una risa forzada salió de su boca mientras se apresuraba a replicar.

‭—‬Jajajaja,‭ ‬ay señor jajajaja,‭ ‬lo lamento.‭ ‬Mi amigo es muy gracioso.‭ ‬Tráiganos dos coñac.

Iba a protestar pero un puntapié por debajo de la mesa me obligó a callar.‭ ‬El mozo me observó con desdén y giró sobre si mismo para retirarse.‭ ‬Escuché claramente cuando murmuraba mientras se alejaba,‭ “‬el frío los vuelve graciosos‭”‬.

Miré fijo a Numa.

‭—‬No voy a tomar alcohol lejos de casa.
‭—‬Pero si te agrada.‭ ‬En la boda de tu padre hemos tomado,‭ ‬te has desinhibido y te has divertido,‭ ¿‬o no‭?
—Por eso mismo,‭ ‬perderé noción de la educación y de lo correcto y estoy fuera de mi hogar.‭ ‬Haré un papelón.‭ ‬No me gusta hacer papelones.‭ ‬Además no me recuerdes lo que me has hecho hacer en la boda.
‭—¡‬Ay sii cómo no‭! ‬Bien que disfrutaste con esas dos vampiresas.
‭—¡‬Basta Numa‭! ‬Todo terminó horrible.
‭—¿‬Por qué‭? ‬Finalmente no tuvimos que dar la cara.‭ ‬Su familia pereció por la ola de frío y ellas en el viaje.‭ ‬Charles me lo contó.
‭—‬Eso es espantoso.
‭—‬Bueno míralo de esta forma.‭ ‬Ellas murieron por una causa ajena a nosotros,‭ ¿‬verdad‭? ‬Pues lo que se llevaron al otro mundo fue una gran sonrisa de oreja a oreja recordando lo bien que la pasaron con nosotros.
‭—‬Escondiste mis pantalones‭ –‬protesté.
‭—¡‬Ay qué eres trágico‭! ‬Nos divertimos.‭ ‬Tú también te reíste.

Sonreí.

‭—‬Eres de terror.‭ ‬Ten cuidado con lo que hablas,‭ ‬se está acercando el mozo con el pedido.

Por los pocos segundos que permaneció el mozo mientras apoyaba los vasos pequeños a cada lado,‭ ‬Numa permaneció en silencio.‭ ‬El hombre de avanzada edad,‭ ‬depositó un recipiente de cerámica blanca con granos redondos color café en su interior.

Apenas se retiró pregunté a mi amigo con gran curiosidad.

‭—¿‬Qué son esas cosas‭?
—Se llaman maníes.‭ ‬Te dan calorías.
‭—‬Pero no hemos pedido maníes.
‭—‬Exacto,‭ ‬pero lo suelen servir con el coñac.‭ ‬Se acostumbra en algunos bares.‭ ‬En invierno sobre todo.

Numa no tardó en beber un trago pero antes elevó el vaso frente a mí.

‭—¡‬A tu salud‭!

Repetí el movimiento y sonreí.

‭—¿‬Esto también se acostumbra‭?
—Generalmente entre hombres.
‭—¿‬Y las mujeres‭? ¿‬Qué se estila para ellas‭?
—Mmm‭… ‬Creo que no brindan por cualquier ocasión.‭ ‬No si sólo se reúnen para conversar y distraerse con amigas.
‭—‬Ah‭…
—¿No vas a tomar‭? –‬dijo,‭ ‬señalando mi vaso en la mesa.
‭—‬Preferiría no hacerlo.

Resopló con desgano.

‭—‬Ufa Douglas te he sacado de Los Franciscanos,‭ ‬no seas aburrido.‭ ‬Sólo un trago,‭ ‬anda.‭ ‬Si no lo pruebas traerá mala suerte.
‭—‬Eso lo has inventado tú‭ –‬sonreí.
‭—‬No sé,‭ ‬quizás sí quizás no.

Tomé el vaso y probé un trago corto.‭ ‬Era más fuerte que el champagne de la boda.‭ ‬Me picó la lengua y la garganta ardió.‭ ‬Mi cara habría dibujado mi estado ya que Numa rio.

‭—¡‬Qué nenaza eres‭!

Tragué saliva y tomé un maní del recipiente.‭ ‬Lo metí a la boca sin pensarlo y mastiqué lentamente para quitarme el fuego del alcohol.

Sólo conseguí que mi amigo riera más.

‭—‬Toma otro trago te acostumbrarás.

Se supone que en cuestiones de costumbres humanas él conocía más que yo.‭ ‬Confiaba que no me haría verdaderamente daño porque Numa jamás lo permitiría.

Efectivamente para el tercer trago ya no me supo tan mal.‭ ‬Al contrario,‭ ‬percibí un calor agradable a través de mis venas.

‭—‬Come otro maní si lo prefieres.‭ ‬Tú tienes mezcla de lobo así que supongo eres diferente a mí.‭ ‬Yo no como esas porquerías redondas,‭ ‬saben horrible.

Tomé otra y la saboree despacio.

‭—‬No saben mal.

Deslizó el recipiente hacia mi lado.

‭—‬Todo tuyo.
‭—‬Gracias eres muy amable.

Mi vista nuevamente volvió hacia los cristales.‭ ‬La pareja se besaba,‭ ‬él la tenía sujeta entre sus brazos y ella acariciaba su espalda a través del abrigo.

La tristeza me embargó.‭ ‬Sentí un poco de envidia de verlos felices y juntos.‭ ¿‬El amor estaría vedado para mí‭?

—Serás feliz Douglas,‭ ‬lo prometo‭ –‬dijo Numa.

Lo miré al escuchar la frase.‭ ‬Tomaba un trago y me miraba fijo.‭ ‬Cualquiera no hubiera sabido que triste me sentía,‭ ‬pero ante un amigo no había secretos.

‭—‬Quiero encontrarla.

Bajó la vista incapaz de sostenerme la mirada.‭ ‬No deseaba arruinarle la salida,‭ ‬no era mi intención.‭ ‬Pero Clelia estaba muy metida en mi corazón aunque a veces lo disimulaba.

‭—‬Olvídalo,‭ ‬hablemos de otra cosa‭ –‬dije,‭ ‬bebiendo un trago más.
‭—‬No hace falta que cambiemos de tema.‭ ‬Si deseas desahogarte,‭ ‬hazlo.‭ ‬Para eso soy tu amigo.‭ ‬No sólo para divertirnos juntos.

Negué con la cabeza.

‭—‬Gracias pero insisto,‭ ‬hablemos de otra cosa.
‭—¿‬De qué quieres hablar‭? –‬preguntó.

Suspiré y traté de pensar un tema que me alejara del dolor.

‭—‬Mmm‭… ¿‬Qué tal de tu conversión‭? ‬Nunca hemos hablado de ello.‭ ¿‬Cómo fue‭? ¿‬Tu familia no te extrañó‭?

Ahora fue su rostro el que se cubrió de tristeza.‭ ‬Elevó el vaso con líquido color caramelo y lo observó como si buscara partículas dentro.

‭—‬No deseo hablar de ellos‭ –‬murmuró.
‭—‬Lo siento‭… ‬Ehm‭… ‬Hablemos de chicas.

Tomó un trago largo hasta terminar el coñac.‭ ‬Depositó el vaso en la mesa y sonrió como siempre.

‭—¡‬Vale‭! ‬Hablemos de mujeres.

‭………………………………………………………………………‬..............................................


Después de dos horas de charla,‭ ‬anécdotas,‭ ‬y risas,‭ ‬en la que el tema de mi flamante tío Lenya surgió varias veces,‭ ‬decidimos volver a la mansión.‭ ‬No sólo mi padre estaría preocupado sino el chofer ya que pesaba sobre él parte de la responsabilidad.‭ ‬A veces me sentía un niño pequeño del que cuidaban como una joya,‭ ‬y me molestaba.‭ ‬Sin embargo comprendía que pasear por la ciudad con Numa como guía no era para sentarse en los laureles a aguardar nuestro regreso.‭ ‬Más bien era para contar los segundos frente un gran tazón de té de tilo,‭ ‬esos té que Bianca tomaba para los nervios,‭ ‬hasta que el benjamín de los Craig regresara a tierra firme,‭ ‬es decir, a la mansión.

Caminamos por la acera húmeda hacia la plaza cantando por lo bajo una canción de los Beatles.‭ ‬Siempre me habían gustado sus canciones y a Numa también.‭ ‬Los árboles secos,‭ ‬sin follaje,‭ ‬mantenían en sus ramas retorcidas algunos de los copos que se resistían a derretirse por la lluvia.‭ ‬Los edificios eran bajos,‭ ‬de tres o cuatro plantas,‭ ‬no como los rascacielos que veía en TV.‭ ‬Las ventanas estaban cerradas y las pocas luces que se veían en los hogares partían de los halls en planta baja de los apartamentos.‭ ‬Un coche pasó por la calle a poca velocidad y frenó cuando la luz del semáforo cambió a rojo.‭ ‬Su conductor parecía tararear una canción o tal vez hablaba solo.

Numa cogió una piedra de la acera y giró la muñeca.‭ ‬Midió la distancia y lanzó el proyectil sobre un gran charco que se había formado en la esquina.‭ ‬La piedra no se hundió sino que pareció tener vida.‭ ‬Rebotó en el agua sucia tres veces y finalmente desapareció bajo el agua.

‭—¿‬Cómo hiciste eso‭? ‬Las piedras son pesadas,‭ ‬se supone que debió hundirse‭ –‬pregunté entusiasmado.
‭—‬Así es.‭ ‬Pero es una técnica que puedo enseñarte.‭ ‬Es fácil.‭ ¿‬Quieres aprender‭?

—¿Solitos‭?

Giramos al mismo tiempo para ver un par de chicas vestidas con cazadoras de cuero hasta mitad de sus muslos.‭ ‬Ambas lucían medias de lana oscuras y botas con un taco muuuuy alto.

‭—¡‬OH oh‭! —‬dijo Numa.

Ambas se acercaron moviendo sus caderas con un movimiento,‭ ‬a mi forma de ver,‭ ‬exagerado.

‭—¿‬Solitos‭? –‬volvió a repetir una de ellas.

A medida que se acercaron pude observar sus rubios cabellos bajo los gorros.‭ ‬Tenían bocas rojas púrpura y sus ojos claros delineados con lápiz negro.

Numa apresuró el paso.

‭—‬Vamos Douglas‭ –‬murmuró.

Traté de seguirlo pero una de las chicas me cerró el paso.

‭—‬Dios mío,‭ ‬eres‭… ‬tan‭… ‬bello‭…
—Apártate,‭ ‬no queremos ningún servicio‭ –‬interrumpió Numa.
‭—¿‬Veremos que dice tu amigo‭? ¿‬O son pareja‭? ‬Sí es así podemos arreglar otro precio.
‭—‬No somos pareja‭ –‬respondí.

Numa me cogió del brazo.

‭—¡‬Vamos Douglas‭!
—¡Espera‭! ¡‬No se vayan‭! –‬gritó la otra rubia acercándose.
‭—‬No queremos el servicio.‭ ¿‬No entienden‭? –‬protestó Numa mientras tiraba de mí.

Una de ellas me tomó del otro brazo y acercó su cara a la mía.‭ ‬Olía desagradable aunque no podía definir a qué.

‭—‬Dennos un poco de dinero,‭ ‬sólo para comer aunque sea.‭ ‬Nos hemos estado alimentando de la basura.‭ ¡‬Por favor‭!

En ese instante mi estómago se revolvió y sentí mi pecho apretarse.‭ ¿‬De la basura‭? ¿‬Habían comido desperdicios‭? ‬Sin pensarlo dos veces solté el amarré de Numa y busqué mi billetera.

‭—¡‬Espera Douglas‭! –‬exclamó Numa.
‭—¡‬No‭! –‬contesté, fuera de sí.

No perdí tiempo.‭ ‬Saqué mi billetera y la abrí.‭ ‬Desconocía cuanto era verdaderamente el valor del dinero que traía pero recordé que Numa había pagado con cuatro monedas de diez ores cada una.‭ ‬Yo contaba con sólo billetes pero por la numeración eran de mucho valor.‭ ‬Extraje cinco billetes de quinientos krones,‭ ‬la llamada comúnmente corona noruega.‭ ‬Escuché la exclamación de Numa y de las dos mujeres.

‭—‬Toma para ti y tu amiga.

La rubia los tomó entre sus manos y sus ojos quedaron fijos en los billetes.

‭—¡‬Vamos Douglas‭! –‬volvió a protestar Numa con cierto enojo.‭ ‬Y esta vez le hice caso‭… ‬Sólo giré un par de veces la cabeza para contemplar la alegría de las dos chicas.‭ ‬Saltaban y se abrazaban una a la otra.‭ ‬Me sentí muy bien.

Ya en el coche camino a casa el silencio fue interrumpido por Numa,‭ ‬para variar.

‭—¿‬Cómo es que tu padre te deja salir con tanto dinero‭?
—Son mis ahorros.
‭—¡‬Pues debo darte una clase del valor del dinero chico listo‭! ‬Fundirás a los Craig.
‭—¿‬La escuchaste‭? ‬Comió de la basura.‭ ‬Debió tratarse de una situación desesperante.‭ ¡‬De la basura,‭ ‬Numa‭!
—La escuché‭…
—¿Es que no te pones a pensar‭? ‬Lo que debió ser el hambre de las chicas...

Mi amigo comenzó a dibujar una imagen abstracta con el dedo‭ ‬en el vidrio empañado de la ventanilla.

‭—‬Pobres‭… ‬Numa‭… ‬Comer de la basura.‭ ‬Debieron tener mucha hambre.‭ ‬Eso es espantoso.‭ ¿‬Puedes imaginarlo‭?

Su vista se perdió en un punto fijo,‭ ‬quizás entre las pocas vidrieras que iban surgiendo al costado de la calle.

‭—‬No lo imagino Douglas‭… ‬Lo sé.

‭(‬Perspectiva de Lenya‭)

Volví en sí‭… ‬Parpadee varias veces y los gruesos listones de madera del techo surgieron en mi visión.‭ ‬Le siguió la lámpara central con decenas de lágrimas suspendidas.‭ ‬Después los grandes ventanales sin cortina que daban a mi jardín.‭ ‬Desde mi perspectiva apenas veía el cielo nublado de Rusia aunque podía percatarme del silencio del bosque.‭ ‬Ni un sonido.‭ ¿‬El día estaría culminando‭? ‬Ignoraba la hora y tampoco me interesaba saberla.‭ ‬Salvo si salía a cazar,‭ ‬para mí todas las horas de los malditos días eran iguales.

Recordé poco a poco como había terminado tirado en los sillones de la sala,‭ ‬boca arriba,‭ ‬y vestido con unos simples jeans y camiseta.‭ ‬Me había quedado dormido unas horas después de llegar de Kirkenes y aunque mi intención era subir a mi habitación,‭ ‬era tanto el agotamiento que me dejaba el hecho de materializarme nuevamente en casa y poner toda mi energía en mejorar el clima de Murmansk,‭ ‬que caí en un profundo sueño como cae un bebé en los brazos de su madre.‭ ‬Habían transcurrido alrededor de dos semanas desde que me había enfrentado a mi hermano y su perfecta familia.‭ ‬Fue tan propicio aparecer en su boda que recordar el instante me daba placer.

Reí.

No,‭ ‬no,‭ ‬su rostro perplejo y gesto aturdido era para haberlo guardado eternamente en esas máquinas fotográficas de los humanos.‭ ‬Esas digitales con más de veinte megapíxeles.‭ ‬Sí‭… ‬Así no me perdería nada de su rictus.‭ ‬Volvería a Kirkenes cuando ya no quedara nada de ellos.‭ ‬Cuando la ola de frío haya matado cada maldito Craig, inclusive a su deliciosa humana.‭ ‬Sólo Sebastien con su poder quedaría,‭ ‬sólo él resistiría más tiempo.‭ ‬Entonces‭… ‬Contemplaría su desgraciada existencia solitaria y lo traería conmigo.‭ ‬Por supuesto‭… ‬Bajo mis condiciones.‭ ‬Él aceptaría.‭ ¿‬Por qué‭? ‬Porque ya no tendría a nadie en este mundo sólo a mí.‭ ‬Ese instante tendría que actuar rápido y eficaz.‭ ‬Sí Kirkenes yacía bajo la capa helada yo también podría perecer.‭ ‬Sin embargo sólo me llevaría minutos convencerlo.‭ ‬Tenía plena y absoluta confianza en mí.

Reí otra vez.‭ ‬Le diría,‭ ¿‬lo ves Sebastien‭? ¿‬Ves que tu vida no es perfecta‭?

Por suerte la mía era perfecta.‭ ‬Vivía como tantos humanos en Murmansk,‭ ‬Rusia,‭ ‬en una lujosa cabaña apartado de la ciudad.‭ ‬Aprendí a andar entre ellos gracias a mi madre que se había esforzado porque no siguiera una vida oculta como la suya.

Mi madre,‭ ‬era una bella hechicera‭…

Observé mi alrededor tan confortable y lujoso.‭ ‬Todo lo que tenía se lo debía a ella.

Me incorporé sentándome en uno de los sillones esquineros de estructura moderna,‭ ‬deslicé mi mano por el
delicado terciopelo color crema.‭ ‬Cada mueble elegido tenía un claro mensaje de‭ “‬el dueño de casa tiene mucho dinero‭”‬.‭ ‬Me hubiera gustado elegir un estilo antiguo que recordara algunos tronos de antaño,‭ ‬pero por más elegantes eran duros e incómodos si lo utilizabas para estar variar horas meditando,‭ ‬y yo lo hacía a menudo.

La mesa de café de dos metros y medio por uno,‭ ‬estaba construida en roble y dividía el espacio entre un sillón idéntico al primero.‭ ‬Dos magníficos sillones en la gran sala,‭ ‬amplios y confortables sólo para mí.‭ ‬Para mí y mi soledad.

Apoyé mis pies para estirar mis músculos adormecidos.‭ ¿‬Cuánto tiempo había dormido agotado por el trance‭? ‬Miré mis pies descalzos sobre el moquete marrón.‭ ‬Podía percibir un ligero frescor en el ambiente aunque la gran estufa a gas estaba encendida.

Recorrí con la mirada la cantidad de madera noble en la que se alzaba mi cabaña de dos plantas.‭ ‬Un hogar que pocos disfrutaban en Murmansk.‭ ‬La había ganado con poco esfuerzo,‭ ‬como algunos humanos.‭ ‬La diferencia que yo no había recurrido a negocios sucios de armas o droga.‭ ‬Todo lo que tenía era por vía legal.‭ ‬Gracias a ella,‭ ‬a mi madre.‭ ‬Siendo brillante vidente como lo era,‭ ‬fue la única que descubrió un dato importante para el gobierno ruso.‭ ‬Recuerdo que al cumplir los veinticuatro años me dijo,‭ “‬Lenya tengo un regalo para ti que te hará rico.‭ ‬Escucha con atención.‭ ‬Hay un crucero que participó en la flota del Mar del Norte.‭ ‬Fue utilizado en‭ ‬la Guerra Fría y en‭ ‬la Guerra de Desgaste entre Israel y Egipto.‭ ‬El gobierno ruso lo ha buscado sin ningún resultado.‭ ‬Sé sus coordenadas.‭ ‬Ahora tienes edad suficiente y puedes pedir dinero por la información.‭ ¡‬Mucho dinero‭!”

Así salimos de la pobreza‭… ‬Sin embargo ella poco lo disfrutó‭…

Anteriormente habíamos vivido mucho tiempo en una casa de un solo ambiente construida en madera terciada con piso de tierra, llena de humedad y goteras. ‬Fui un chico estudioso y aplicado hasta que mi metamorfosis se hizo evidente.

‭‬El tener pocos años en la escuela no fue un impedimento para aprender.‭ ‬Por mi mismo buscaba información en la única biblioteca que tenía Murmansk en horarios donde los humanos por el rigor del frío raramente salían a la calle.

No comprendía porque me aislaba del mundo hasta que mi madre me lo confesó.‭ ‬Era tan bella y dulce que hasta la palabra‭  “‬vampiros‭” ‬resultó agradable a mis oídos.

‭“‬Ven cariño‭” –‬dijo una noche.

Me acerqué y la abracé fuerte con la fuerza de mis diez años.‭ “‬Sé que te lamentas por no jugar con otros niños,‭ ‬y siempre me lo reprochas.‭ ‬Pero hoy entenderás que era necesario.‭ ‬Y esa noche lo entendí‭…

Entendí porque mi madre me había sacado de la escuela primaria cuando apenas tenía nueve años.‭ ‬Comprendí porque los alimentos cotidianos me disgustaban aunque tenía buena tolerancia.‭ ‬Mis ojos estaban cambiando del color azul a un plateado gris intenso no muy común.‭ ‬No me afectaban los cambios de clima.‭ ‬Ni siquiera en pleno invierno con temperaturas cuarenta grados bajo cero,‭ ‬tenía necesidad de abrigarme.‭ ‬Esos detalles podrían despertar sospechas entre los humanos.‭ ‬Ella tuvo miedo‭…

Ignoré hasta esa noche porque mi madre se empecinaba en salir al anochecer y volver a la madrugada cada mes,‭ ‬dejándome a cargo de su gran amigo Rodion.‭ ‬El único que sabía el secreto de quienes éramos realmente.

‭—‬Mi señor,‭ ¿‬me necesita‭?

Rodion interrumpió mi pensamiento.‭ ‬Levanté los ojos y lo observé de pie junto a la puerta de la sala.‭ ‬Su rostro anguloso enmarcado en ensortijados cabellos rubios y ojos que alguna vez habían sido azules y que ahora me miraban sanguinolentos.‭

—No‭… ‬Estaba pensando en ti.

Se mantuvo en el mismo sitio sin dar un paso y en silencio.

‭—‬Acércate Rodion.

Dio siete pasos quedándose al costado del sillón.

‭—‬Rodion,‭ ¿‬qué tienes puesto‭? ¿‬No es demasiado abrigo para estar dentro de casa‭?

Recorrí con los ojos su atuendo.‭ ‬El anorak de cuero negro de cuello alto lo cubría hasta la mitad de las pantorrillas.‭ ‬Tenía puesta las botas para la nieve.

‭—‬Ha dormido mucho,‭ ‬mi señor.‭ ‬Casi diez días.‭ ¿‬Se encuentra bien‭?

Sin escuchar su preocupación que me sonaba repleta de falsedad continué‭…

—¿Vas a salir a alimentarte esta noche‭? ‬Te recuerdo que debes pedir mi permiso.‭ ‬No te atrevas a dar un paso sin avisarme.
‭—‬No,‭ ‬mi señor.
‭—¿‬Entonces‭? ¿‬Por qué tanto abrigo‭? ‬Aquí en casa no hay porqué disimular.
‭—‬Mi señor‭… ¿‬No lo siente‭? ‬Ha regresado la ola de frío.‭ ‬La nieve no cesa de caer desde ayer.

Me levanté de un salto provocando que retrocediera asustado.

‭—¡‬Estás loco‭! ¿‬Sabes que lo primero que he hecho al regresar del maldito Kirkenes es poner toda mi energía en ello‭?
—Si,‭ ‬lo sé mi señor.‭ ‬No‭… ‬no‭…
—¡No qué,‭ ‬maldito seas‭!
—No‭… ‬No está dando resultado.

Mi puño se cerró en su garganta y a velocidad de la luz lo aplasté contra una de las paredes.

‭—¿‬Cómo te atreves infeliz‭? ¿‬Estás dudando de mi poder‭?

Eché una mirada a la ventana.‭ ‬Las cortinas corridas me dieron una primera idea.‭ ‬Un paisaje invernal de mi jardín me descolocó.‭ ‬Había estado varios días en trance casi sin darme cuenta.‭ ‬De pronto,‭ ‬los leños rojos artificiales de la inmensa estufa que adornaba la sala se apagaron.

‭—¿‬Qué ocurre‭?

Solté el agarré en la garganta de Rodion para escuchar una explicación.‭ ‬Lo miré fijo y su cuerpo tembló por el miedo que le provocaba.‭ ‬Una palabra demás o que no reflejara la realidad y Rodion no vería una noche más de su existencia.

‭—‬La ola de frío regreso mi señor‭… ‬El gas está acabándose.
-No puede ser‭ –‬murmuré.

Cuan veloz era me pegué al gran ventanal para observar cada centímetro del paisaje.‭ ‬Desde el bosque nadie podría verme,‭ ‬los vidrios sólo permitían la visión hacia el exterior.

El sol aparentemente estaba oculto entre espesos nubarrones grises.‭ ‬No nevaba,‭ ‬aunque el jardín estaba cubierto por el manto inmaculado.‭ ‬Al parecer había nevado por horas.‭ ‬Por haber estado recuperando energía perdida había transcurrido muchos días en un profundo sueño ignorando cuanto pasaba a mi alrededor.

Corrí al extremo de la sala donde se encontraba el magnífico escritorio de roble.‭ ‬Busqué entre los cajones con dedos ágiles el ungüento de la vieja receta de mi madre.‭ ‬No me arriesgaría a salir sin protección.‭ ¿‬Si Rodion me engañaba‭? ¿‬Si todo era una trampa‭?

—¿Dónde está‭? –‬grité.
‭—‬Mi señor‭…
—¡Calla y dime dónde está‭!
—Eso intento‭…

Despegué del suelo la pesada estructura de roble y con poco esfuerzo la estrellé contra una de las paredes.‭ ‬Mis ojos coléricos se dirigieron a Rodion.

‭—¿‬Dónde está el maldito ungüento‭?
—Mi señor‭… ‬Usted lo puso en el armario del baño,‭ ¿‬lo recuerda‭? ‬Fue cuando‭…
—¡Ya lo sé‭! ¡‬No hables más‭! ¡‬Me haces sentir un idiota, desgraciado‭! –‬grité.
‭—‬No mi señor, usted es muy inteligente,‭ ‬usted todo lo sabe,‭ ‬usted es tan poderoso.

Estreché los ojos y fruncí el ceño para mirarlo a la cara.

‭—¿‬Te estás burlando de mí‭?

Negó con la cabeza repetidas veces y su cuerpo tembló como una hoja en el viento.

Atravesé la sala y subí escaleras arriba.‭ ‬Con mi puño cerrado golpee la puerta del baño y esta se abrió de par en par haciendo crujir las bisagras.‭ ‬Avancé por el lujoso ambiente revestido en cerámica italiana.‭ ‬Los tonos suaves pastel no lastimaron mi vista enrojecida por la furia,‭ ‬pero tampoco lograron que mi mente volviera a la armonía.‭ ‬Mi madre siempre decía,‭ “‬rodéate de colores claros,‭ ‬eso te ayudará a concentrarte‭”‬.‭ ‬Y era cierto,‭ ‬la energía podía propagarse,‭ ‬siempre y cuando la oscuridad no te rodeara.
Pero ahora‭… ‬Ni siquiera lograba estabilizarme.

Apoyé las manos en el lavabo color champagne con ojos cerrados.‭ ¿‬Cómo pude olvidarme dónde se encontraba el ungüento‭? ‬No había sido hace mucho tiempo que el par de soldados rusos me habían visitado como cada mes para darme el dinero prometido.‭ ‬Yo mismo había decidido esconder el frasco para no levantar sospechas.‭ ¿‬Por qué no había recordado‭? ¿‬Por qué había perdido tan fácilmente el control‭?  ‬Sí‭… ‬El hecho de que el clima‭… ¡‬No podía ser‭! ‬La ola de frío estaba muy bien controlada por mí.‭ ‬Debía comprobarlo por mí mismo.‭ ‬Aunque‭… ‬Rodion no se atrevería a mentirme‭…

Abrí los ojos y el reflejo del gran espejo me mostró un rostro perfecto pero desencajado.‭ ‬Pocos mechones de cabello azabache caían desordenado en la frente resaltando mi piel blanca.‭ ‬Respiré profundo una vez,‭ ‬dos veces,‭ ‬tres veces.‭ ‬Retiré las manos que mantenía apoyadas en el artefacto y abrí el armario tras el espejo.

Allí estaba‭… ¿‬Cómo lo había olvidado‭?

Tomé entre mis manos el frasco de vidrio y desenrosqué la tapa.‭ ‬Debía cubrirme minuciosamente con la vieja receta de mi madre y de esa forma salir al exterior.‭ ‬Mientras estuviera en casa ni los inmensos cristales de cada ventanal me harían daño,‭ ‬porque yo mismo había controlado cada rincón que se había construido en mi hogar.‭ ‬Cada centímetro de pared y su decoración era a mi gusto.‭ ‬Los cristales estaban hechos con vidrio de control solar.‭ ‬Era un vidrio doble,‭ ‬reforzado,‭ ‬al que se le había agregado una fina capa de lámina trasparente.‭ ‬De esa forma la luz iluminaba el ambiente sin permitir que la energía calórica de los rayos traspasara al interior,‭ ‬porque de lo contrario,‭ ‬me hubiera matado.‭ ‬Muy práctica y adecuada construcción,‭ ‬como la maldita mansión de los Craig.

Aunque ahora‭… ‬Ahora debía salir y comprobar que endemoniada cosa estaba ocurriendo afuera.

Después de cubrirme lo suficiente bajé la escalera descubriendo a Rodion en el mismo lugar,‭ ‬de pie,‭ ‬inmóvil.‭ ‬Ya no temblaba,‭ ‬pero su rostro reflejaba la expectativa de mi próximo paso.

‭—‬Saldrás conmigo al exterior sin protección.‭ ‬Veré si has mentido.‭ ‬Si lo has hecho morirás.‭ ¿‬Lo entiendes‭?
—Sí,‭ ‬mi señor.
‭—‬Estás a tiempo.
‭—‬Es la verdad mi señor.
‭—‬Sígueme.

Me dispuse a salir encolerizado y trastornado por los hechos.‭ ‬Abrí la puerta y un aire frío me estremeció.‭ ‬No era normal aún en este rincón septentrional de Rusia.

Era demasiado helado aunque fuera un vampiro.‭ ‬Era el cambio climático que azotaba parte del norte del globo terráqueo.‭ ¿‬Entonces‭? ¿‬Mi poder‭? ¿‬Qué estaba ocurriendo‭?

Di varios pasos hacia el jardín y tirité.‭ ‬Demonios‭…

—Mi señor,‭ ‬debe abrigarse.‭ ‬Morirá congelado.
‭—¡‬Calla‭! ‬Siempre estás tras de mí tratando demostrar que me aprecias y me cuidas.‭ ¿‬Crees que no sé que si tuvieras oportunidad me matarías‭?
—No mi señor,‭ ‬eso no es verdad.‭ ‬Confíe en mí.
‭—¡‬Nunca‭! ‬Jamás confiaré en nadie sólo en mí.‭ ‬Regresemos al interior.‭ ‬Debo poner en práctica mi poder y terminar con este maldito frío.

En ese instante me detuve.‭ ‬Mi fino oído escuchó el rugido de un motor.

‭—‬Sssh‭… ‬Escucha‭… ‬Es una moto de nieve‭… ‬Y se aproxima‭…
—¿Será el ejército,‭ ‬mi señor‭?

Al entrar en la sala cerré la pesada puerta.

‭—¿‬A qué fecha estamos‭?
—Veinticuatro de agosto,‭ ‬mi señor.‭ ‬Deben traer su dinero como todos los meses.
‭—‬Es temprano para que nos visiten.‭ ‬Aunque‭… ‬Puede ser por el clima,‭ ‬no debemos confiarnos.‭ ¡‬Apresúrate‭! ‬Tráeme ropa adecuada y mi abrigo.‭ ‬No es normal que esté vestido de jeans y camiseta.‭ ‬Eso sí hará sospechar.‭ ¡‬Corre‭!

……………………………………………………………………………….....................................

Veinte minutos exactos transcurrieron para que los repetidos golpes en la puerta de entrada se suscitaran.

Acomodé mi grueso anorak y mi gorra de piel negra.‭ ‬Mientras me dirigía a abrirles al par de soldados que se encontraban aguardando tras la puerta,‭ ‬respiré profundo.‭ ‬Podía sentir mi corazón latiendo a ritmo anormal.‭ ¿‬Qué buscaban‭? ¿‬Sería la entrega del dinero como todos los meses‭? ¿‬Y si alguien había visto algo extraño‭? ‬Tendría que matarlos,‭ ‬pero‭… ‬Eso sería una desgracia.‭ ‬Todo no quedaría en una simple desaparición de dos humanos.‭ ‬Eran del ejército y nada iba a ser fácil más allá que fuera un vampiro.

‭Abrí la puerta,‭ ‬la suerte estaba echada.

‭—‬Buenas tardes caballeros‭ –‬sonreí para darles la bienvenida.


Ambos me miraron con rostros colorados y ojos vidriosos.‭ ‬Aún en esta zona de Rusia todavía se utilizaba los gorros con orejeras llamados ushankas,‭ ‬ya que de aquí a un tiempo atrás el Ministerio de Defensa los había reemplazado por gorros más calientes y compatibles con los cascos de combate o artefactos de comunicaciones.‭ ‬Sin embargo en esta zona muchas cosas eran libre albedrío.‭ ‬Los anoraks llegaban casi a la rodilla donde lustrosas botas forradas de piel de


cordero complementaban el atuendo.


‭—‬Buenas tardes señor Antonov.
‭—‬Buenas tardes,‭ ‬pasen por favor‭ –‬contesté con cortesía.

Ambos se apresuraron a entrar sin perder la formalidad.

‭—¿‬A qué debo el honor de sus visitas‭? ‬Si no me equivoco es una fecha temprana para esperarlos por aquí.
‭—‬Está en lo cierto señor Antonov.‭ ‬Pero el clima está empeorando no sabemos que nos espera mañana.‭ ‬No queríamos dejar de cumplir la promesa.
‭—‬Lo acordado es ley,‭ ‬señor Antonov‭ –‬agregó el otro oficial.

Al escuchar mi apellido,‭ ‬no pude dejar de sonreír para mis adentros.‭ ‬Mi documentación había sido parte del trato con el gobierno.‭ ‬Había tenido que explicar la pérdida de ellos y solicitar nuevos.‭ ‬Por supuesto el tal Antonov no existía ya.‭ ‬Era uno de los pocos que había tenido que asesinar para mis propósitos.‭ ‬Larga historia,‭ ‬pero cerró perfecta.‭ ‬Y ahora yo era el portador del nombre y apellido de un triste docente de escuela rural.‭ ‬Cuando me acerqué al ejército al cumplir los veintiséis años no creyeron al principio que un pobre maestro con sus conocimientos históricos podía hallar su más preciado tesoro.‭ ‬Pero tuvieron que hacerlo,‭ ‬porque el magnífico crucero de Murmansk dormía hundido en las profundidades tal como les había dicho.‭ ‬Mi nuevo documento y la exorbitante cantidad de rublos fueron mi premio.

‭—‬Les agradezco caballeros.‭ ‬Sobre todo porque la inclemencia del frío es sólo para personas audaces y valientes.‭ ‬No dejo de maravillarme de nuestro ejército.

Ambos inclinaron la cabeza en señal de aprobación.

Uno de ellos desprendió el grueso abrigo y quitó entre las solapas una mediana cartera de cuero marrón.‭ ‬La abrió inmediatamente y tres fajos gruesos de billetes de cinco mil fueron expuestos ante mis ojos entrecerrados.‭ ‬Los extendió y en posición de firme aguardó que los tomara.

‭—‬Muy amable.‭ ‬Gracias nuevamente.‭ ‬Aunque podía esperar.
‭—‬No señor Antonov.‭ ‬Es nuestra deuda y lo acordado.
‭—‬Por favor,‭ ‬no partan aún.‭ ‬Me gustaría que me acompañaran con un vodka.‭ ‬Tomen asiento.
‭—‬Le agradecemos señor Antonov,‭ ‬no bebemos en servicio.‭ ‬Además nos espera un duro trabajo.‭ ‬El frío ha causado estragos.‭ ‬Hay muchas muertes esta semana por congelamiento y muchos pobladores esperan ayuda del ejército.
‭—‬OH si es así me temo que no puedo demorarlos.‭ ‬De lo contrario podría invitarlos con un zavarka caliente.‭ ‬El té ruso es la especialidad de Rodion,‭ ‬mi empleado.
‭—‬Nuevamente gracias señor pero debemos partir.

Ambos se dirigieron a la puerta no sin antes quitar ambas manoplas de piel de sus manos derechas.‭ ‬Estreché con firmeza sin perder la sonrisa.

‭—‬Cuídense.‭ ‬La población los necesita.
‭—‬Lo haremos señor Antonov‭ –‬contestaron a dúo.

Apenas cerré la puerta llamé a Rodion.

Mi sirviente apareció con el mismo temor con el que había desaparecido.

‭—¿‬Mi señor‭?
—Irás a Kirkenes al anochecer.‭ ‬Averigua que está ocurriendo en la maldita mansión de los Craig.‭ ‬Yo me quedaré para lo que sé hacer como nadie.‭ ‬Hacer desaparecer esta maldita ola de frío.

NOTA: Dejo unas tres imágenes de Murmansk, Rusia.



11 comentarios:

  1. Uy a pesar que Numa parece un chiquillo se nota que es un personaje interesante. Lo mismo me pasa con Lenya uy es lindo e interesante. Sigue con la historia , te mando un beso y te me cuidas mucho. Te deseo una buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Citu! Lenya está de infarto como para no sacar imaginación de una galena con tremendo tipo jajajaa. Numa... Bueno ya sabremos de él. Un besote y gracias.

      Eliminar
  2. Hola Lou... Numa estaba empeñado en que Douglas tomara coñac y lo consiguió
    Veo que Douglas sigue pensando en Clelia y se pone triste... desea encontrarla
    Y Numa también tiene un puntito flojo... su familia... percibí que no quería hablar de ella
    Douglas ha sido muy generoso con las dos chicas rubias en cuanto le han dicho que se alimentaron de la basura... Douglas es bueno y noble
    Parece que la ola de frío no se ha ido de Murmansk... y Lenya Antonov está hecho una furia
    Es muy rico pero creo que se encuentra muy solo... únicamente tiene buenos recuerdos de su madre
    Y está claro que no se fía de Rodion, su sirviente
    ¡Qué gran diferencia entre la relación de Sebastien y Charles!
    Creo que Lenya tiene en su interior mucho rencor y mucho dolor
    Me ha encantado este tercer capítulo... estás manejando esta historia de categoría
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mela! Gracias por tu ánimo, me alegra que la encuentres interesante. Eres una gran escritora así que te agradezco mucho tus palabras. Lenya es complicado y tendremos mucho por saber. Sebastien ha tenido otro medio alrededor y lo ha llevado a ver la vida de otra forma. Veremos que pasa con estos hermanos. Un beso grande y muchas gracias.

      Eliminar
  3. ¡Hola Lou!

    Qué capítulo más completo e interesante, hemos tenido de todo :) Por un lado, le voy tomando un cariño especial a Numa, creo que esconde una personalidad muy profunda bajo toda esa apariencia desenfadada, me provoca curiosidad y también un poco de pena pensar en todo lo que habrá pasado... Douglas es un amor de muchacho, eso está clarísimo, se hace querer un montón. En cuanto a Lenya, me parece que va a ser un personaje de esos que terminarán gustándome mucho, tengo debilidad por los personajes complejos y torturados, son muy ricos, así que me muero por saber de él.

    Te mando un besote, espero que estés muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Claudia! Te aseguro que Numa atrapará no sólo por el presente sino por su pasado. Muero de ganas por revelar datos pero sé que debo ir paso a paso. Muchas gracias por tu apoyo. Un gran beso y buena semana.

      Eliminar
  4. Me gusta Numa es un chico muy divertido e interesante, aunque por lo que he podido leer lo tuvo que pasar muy mal antes de ser vampiro.....En cuanto a Lenya no se pero me parece que es un personaje con bastantes complejos, no se todavía necesito saber algo mas para hacer me una idea mas clara de él
    Esperaré con impaciencia saber mas
    Besos y cuidate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María Guadalupe! Lenya es complejo porque tiene un pasado que ya revelaremos. Numa por su parte no se queda atrás. Veremos muy pronto que ha ocurrido en el pasado con estos personajes. Un gran beso y muchas gracias por leerme y comentar. ¡Buena semana!

      Eliminar
  5. Querida Lou, siempre que puedo no pierdo tus capitulos, a veces tengo que hacerlo por partes, me gusta leerlos despacio, un abrazo fuerte.J.R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola José! Desde ya te agradezco por el hecho que te has pasado y has comentado. Tómate el tiempo que necesites. Muchas gracias por tu apoyo. Un fuerte abrazo desde Argentina.

      Eliminar
  6. sin comentarios nuevos, sigo sumergido en la lectura,,,besos.-

    ResponderEliminar